28 de marzo de 2022

Escándalos y Controversias en los Premios de la Academia

El comediante Chris Rock ya había participado de otra polémica cuando presentó el evento en 2016.

Hace años que no se vivía una situación incómoda en la ceremonia de los Premios de La Academia. La situación entre Will Smith y Chris Rock dejó con la boca abierta a los invitados en el Teatro Dolby y a la audiencia en sus casas, debatiendo en redes sociales sobre la veracidad de lo ocurrido y después sobre cuál de los dos actuó peor.

El comediante Chris Rock -antes de presentar a los nominados por Mejor Documental- bromeo con algunos de los presentes, haciendo reír, todo normal hasta ese momento, hasta que se dirige a Jada Pinkett Smith -quien padece alopecia- mencionándole que va a protagonizar “G.I. Jane 2”, haciendo clara alusión a su calvicie, ya que la película en cuestión muestra a la protagonista, Demi Moore, sin cabello. La actriz no se toma bien la “broma” de mal gusto sobre su condición y su marido, Will Smith, peor. Parte hacia el escenario a golpear a Rock, para luego gritarle desde su asiento que no se meta con su esposa, ante la mirada incrédula de los asistentes. Visiblemente nervioso, el comediante procedió a continuar con su presentación. 

Más tarde, en su discurso de aceptación al premio de Mejor Actor, Smith lloró, pidió disculpas a la Academia y a los otros nominados, se comparó con su personaje de Richard Williams sobre su capacidad de hacer de todo por su familia. “El amor te hace hacer locuras”, sentenció.

 
A continuación, repasaremos algunos de los momentos más incómodos y escandalosos de los Oscar en sus 94 ediciones:

En 1940, Hattie McDaniel se convierte en la primera afroamericana en ganar un Oscar por su rol de Mammy en “Lo que el viento se llevó”. En aquella época, la segregación contra las personas de raza negra era terrible, por lo que no se le permitió sentarse con el resto del elenco. Su discurso de aceptación como Mejor Actriz Secundaria fue muy emotivo haciendo alusión a lo que vivía ella en la industria y la gente de su color.


Sidney Poitier, siguiendo los pasos de Hattie McDaniel, en 1964, se convierte en el primer actor de raza negra en ganar un Oscar. Al recibir su premio de manos de la actriz Anne Bancroft, esta decide felicitarlo con un beso en la mejilla, lo que causó un escándalo entre los conservadores que lo consideraron un beso prohibido.


El temperamental actor George C. Scott -en 1971- se negó a recibir el premio por su performance en el clásico “Patton”. La estatuilla fue aceptada en la ceremonia por el productor de la película de manera un tanto incómoda, pues había sido rechazada con antelación por el artista vía telegrama, aduciendo que la noche de la gala había un partido de Hockey en la tv y que no le interesaba asistir a un evento que le parece un "desfile de carne, ofensivo y bárbaro"

Dos años más tarde, Marlon Brando hizo lo mismo con el reconocimiento por su actuación en “El Padrino”, aunque le agregó un toque de dramatismo. Envió a la ceremonia a una activista Nativa Americana, Sacheen Littlefeather, a rechazar el premio, ante la mirada atónita del público. La mujer, que incluso, se negó a darle la mano a Roger Moore -presentador del premio- dijo que Brando no aceptaba la estatuilla por el maltrato de la industria del cine y la tv a los Nativos Americanos.


Una polémica más divertida fue la ocurrida en 1974, cuando David Niven estaba por presentar a Elizabeth Taylor, pero un activista de la comunidad gay de ese entonces, Robert Opel, se le ocurrió pasar por detrás de él, totalmente desnudo, causando asombro y risas entre la audiencia.

Richard Gere, para 1993, estaba en lo más alto de su carrera, por lo que fue invitado a presentar el premio a Mejor Dirección de Arte, pero antes de leer el teleprompter, comienza un sermón en contra de la opresión de los chinos en el Tibet. Si bien se le permitió terminar su reflexión, el actor fue declarado non grato por los Oscar por más de 20 años.

En la edición 75 de los premios de la Academia, Michael Moore recibe el galardón como Mejor Documental por su impactante trabajo en “Bowling for Columbine”, pero su discurso de agradecimiento se tornó político. Habló en contra la guerra y del Presidente Bush, recibiendo aplausos, abucheos y el corte de su speech con las clásicas cortinas musicales.


El reciente impasse con Will Smith no ha sido la única polémica de Chris Rock en la ceremonia más importante del cine. En 2016, su monologo de presentación fue tremendamente controversial, realizó muchas referencias contra el racismo de la industria hacia la gente negra y realizó comentarios racistas hacia los blancos, llegó a decir que la ceremonia era conocida como “White People's Choice Awards.”. Por supuesto, sus dichos incomodaron a los presentes.

Un histórico error se produjo al final de la gala de 2017, cuando los veteranos actores Faye Dunaway y Warren Beatty anunciaron como ganadora a Mejor Película a “La La Land”. Una vez que el equipo de la cinta 'premiada' subió al podio, en medio de los agradecimientos anuncian que siempre la vencedora es “Moonlight”. La situación se volvió muy confusa con un Warren Beatty  visiblemente descompuesto y enojado, y con el equipo de "La La Land" avergonzado. Todo parece que se debió a sobre cambiados.




 

TEMAS