28 de junio de 2022

“Todo al mismo tiempo en todas partes”: una película sin timón y en el delirio

El último proyecto de Daniels (son dos personas) es la última experiencia multiversal.

A lo largo de la historia del cine, siempre hay una temática o género que se convierte en tendencia, y de la que comienzan a salir montones de películas. Puede ser la inclusión racial o sexual, el revival de franquicias del pasado o el ‘boom’ de un género en específico (desastres, western, superhéroes, etc). El último de estos tópicos es el concepto del multiverso, que tan de moda se ha vuelto tras el universo cinematográfico de Marvel, y que llegó a su clímax con “Dr. Strange y el Multiverso de La Locura” (aunque no es el primera vez que se plantea el concepto).

Sin embargo, Dan Kwan y Daniel Scheinert -o simplemente los Daniels para los amigos- llegaron este 2022 con una propuesta cinematográfica que lleva esta idea a su paroxismo. “Todo al mismo tiempo en todas partes” es una cinta extraña, inexplicable, arriesgada y difícil de catalogar, ideal para los que buscan experiencias nuevas y es combustible perfecto para crear un nuevo clásico instantáneo, o al menos, de culto.

¿De qué se trata? Michelle Yeoh, interpreta a Evelyn, una mujer china migrante que vive en Estados Unidos atendiendo una lavandería, junto a su marido Waymond (Ke Huy Quan), su hija y su padre. La rutina y el estrés hacen que la relación de Evelyn consigo misma y con su familia esté constantemente pendiendo de un hilo. Se avergüenza de su hija por su condición sexual, su matrimonio está al borde del fracaso, tiene un padre que la subestima y el negocio familiar está a punto de colapsar por los impuestos. Sin embargo, sus problemas pasan a segundo plano cuando Alpha Waymond -una versión de otro universo de su esposo- le suplica que lo ayude a detener una amenaza que pretende acabar con todas las realidades posibles. Así comienza uno de los viajes más alucinantes y chiflados que hayan sido representados en la pantalla grande, porque Evelyn deberá canalizar todos los poderes de sus otros 'yo', de otras realidades (y mucho más exitosas que ella) para luchar con una desconcertante villana.

Con una mezcolanza de géneros y temáticas que pasa por el drama existencial, la ciencia ficción, la comedia más delirante, las artes marciales, el meta cine y un montón de cosas más, Daniels nos presenta en poco más de dos horas, un viaje de la heroína de lo más particular, con un universo (o universos) perfectamente planteado, pero que posee tanta información y estímulos visuales que termina siendo una travesía agotadora y exhaustiva.

Eso sí, por debajo de toda esta desquiciada propuesta, los directores presentan problemas y temáticas tan mundanas como relevantes para el ciudadano común, como la crisis de identidad en la madurez, las dificultades que viven los inmigrantes en todo el mundo, los lazos familiares, la soledad, la toma de decisiones fallidas, entre muchos otros. Esto provoca que la película sea una montaña rusa de emociones, porque tras un par de carcajadas, rápidamente aparece una escena emocionante que llega por un atajo al corazón.

Con un reparto en estado de gracia -notable Jamie Lee Curtis como villana- un montaje espectacular y humor de lo más sardónico, “Todo, al mismo tiempo y en todas partes” ya es la película más taquillera de A24. El estudio independiente más cool de momento,  estuvo detrás del primer largometraje de Daniels, una rareza del 2016 llamada “Swiss Army Man”, que estaba protagonizada por Paul Dano y Daniel Radcliffe, la que no dejó a nadie indiferente.




TEMAS