23 de mayo de 2022

“Top Gun”: un fenómeno del cine ochentero

La película de 1986 es un ícono de la época, cuya segunda parte elogiada por la crítica, llega a Chile este mes.

1986 fue el año de “Top Gun”. La película dirigida por Tony Scott (El Ansia, El último boy scout, Marea Roja), resultó en un fenómeno pop, ícono de una década, la que catapultó al éxito a un joven Tom Cruise, quien ya venía al alza con películas como “Legend” y “Risky Business”. 

Este 26 de mayo se estrena, por fin, la esperada secuela de la cinta, tras años de haber finalizado su producción. La pandemia fue un factor determinante en esto, después de todo, lo mínimo era realizar una premiere a la altura y una exhibición exclusiva para la pantalla grande. Justamente -por estos días - en el Festival de Cannes, donde Cruise presentó la película y recibió un premio honorífico por su trayectoria, afirmó que él jamás estrenará un trabajo suyo en plataformas, sólo en cines.

“Top Gun: Maverick” está dirigida por Joseph Kosinski (Oblivion, Tron: el legado) -Tony Scott falleció en 2012- y protagonizada nuevamente por Tom Cruise en el rol de Maverick, además del regreso de Val Kilmer en su papel de Iceman, quien ahora es Almirante y amigo del rebelde piloto. El actor de "The Doors" debido a las secuelas del cáncer de garganta que padeció, tuvo una pequeña, pero significativa participación en la cinta.

Las nuevas caras de esta secuela son el interés romántico del protagonista, personificado por Jennifer Connelly; Miles Teller como Rooster, el hijo de Goose; Ed Harris como uno de los superiores directo de Maverick; y Jon Hamm, de la serie “Mad Men”, como una suerte de antagonista.

Pero volviendo al pasado, ¿cuáles fueron los factores del fenómeno “Top Gun”?

Un protagonista guapo, galán, rebelde, talentoso, todo eso era Pete “Maverick” Mitchell, el personaje de Tom Cruise, quien -además- lograba enamorar a una mujer mayor y resuelta, una de sus maestras, Charlie Blackwood, protagonizada por la bella Kelly McGillis.

Otro motivo fue la estupenda banda sonora compuesta por Giorgio Moroder, que aún se mantiene vigente. “Danger Zone”, interpretada por Kenny Loggins, no dejó las lista de popularidad por semanas, al igual que el one hit wonder de Berlin, la romántica “Take my breath away”. Otros temas como “Heaven in your eyes” de Loverboy o “Hot summer nights” de Miami Sound Machine también hicieron lo suyo. En 1999, en una edición especial del soundtrack se agregó la versión original de “Greats balls of fire” de Jerry Lee Lewis, canción que tocan Maverick y su inseparable amigo Goose.

También fue atractivo el resto del elenco de la cinta, actores consagrados y estrellas nacientes como Val Kilmer (Tombstone, Batman Eternamente), Anthony Edwards (La venganza de los Nerds, ER), Tom Skeritt (M.A.S.H., Alien), Michael Ironside (Scanners, Total Recall), Meg Ryan (Cuando Harry conoció a Sally, Sintonía de Amor), Tim Robbins (Alucinaciones del Pasado, Sueños de Fuga) y John Stockwell (Christine).

La moda que impuso este filme es otro acierto que encantó al público. Los anteojos Ray-ban, por ejemplo, subieron sus ventas luego del estreno. Todos querían llevar lentes de “piloto”, y, por qué no, también las chaquetas de cuero con parches. El look de Maverick y sus compañeros era lo que todo joven quería llevar.









TEMAS