16 de mayo de 2022

María Teresa Ruiz sobre su libro ´Hijos de las estrellas para curiosos´: “Los niños que cultivan la curiosidad van a ser mejores seres humanos”

La obra ilustrada ya está disponible en formato físico y digital.

Compartir con la astrónoma chilena María Teresa Ruiz es admirarla, empoderarse y sentir que -con determinación y esfuerzo- todo es posible. En sólo minutos logra cautivar al interlocutor con su amabilidad, cercanía, sencillez, seguridad e impronta. Al escucharla hablar con tanta pasión, queda claro por qué se convirtió en la primera mujer en realizar un doctorado en la Universidad de Princeton, Estados Unidos, y en la primera investigadora en recibir el Premio Nacional de Ciencias Exactas (1997). Su secreto radica en confiar en ella, y en hacer lo que ama. El resto vino por añadidura. 

Si conversar con María Teresa Ruiz es una grata experiencia, imagínense lo que es leer su libro “Hijos de las estrellas para curiosos”, obra ilustrada donde explica cómo llegó a ser una destacada astrónoma y por qué los seres humanos estamos hechos del mismo material que están formadas las estrellas. 

“Es del material que las estrellas fabrican en su corazón y que al morir sale expulsado hacia afuera, y ese material que está fabricado por las estrellas se mezcla con nubes de gas, esencialmente hidrógeno y helio, y de eso se forman nuevas estrellas y ya tienen todos esos nuevos elementos. Entonces, nosotros, el sol, los planetas y todo el sistema solar somos herederos de una estirpe estelar, no sólo de una estrella, dos o tres, fueron probablemente varias generaciones de estrellas que fueron haciendo su trabajo durante su vida, y al morir dejaron su herencia para la nueva generación de estrellas, y así. Finalmente, cuando se formó el sol, ya existían todos los elementos que conocemos”, explicó la astrónoma a En palco. 

La ciencia lo ha comprobado, los seres humanos tenemos mucho en común con estos cuerpos celestes, somos parte de la misma familia, del mismo linaje. De ahí el título del libro “Hijos de estrellas”. Pero María Teresa Ruiz, tiene una relación mucho más profunda con estos astros y con el sistema solar, nos lleva una gran delantera, porque en 1997, descubrió una enana café a la que bautizó con el nombre “Kelu”, que en mapudungun significa rojo. 

“Ese fue un regalo del universo. Yo estaba buscando estrellas muertas, que hay que buscarlas cerquita del sol, porque sino no se ven, no son muy brillantes. Este objeto era súper débil, yo estaba contenta, porque dije este es mi cadáver de estrella más antiguo, y cuando la fui a ver al telescopio, el código de barra que se le ve a las estrellas era totalmente distinto y me tuve que poner a pensar qué era, pensé que podría ser una enana café, que no es una estrella, es un súper planeta, no es una estrella, porque no tiene reacciones nucleares en su corazón. Cuando encontramos a la Kelu tenía como 30 veces la masa de Júpiter, es un planeta gigante pero no alcanza a ser estrella. Fue un tremendo descubrimiento, porque era un tema que estaba empezando, y había grandes proyectos para realizar exploraciones para descubrir a las enanas café. La Kelu es mi hija”, afirmó la destacada doctora en Astrofísica. 

“Hijos de las estrellas para curiosos”, es una obra para aprender sobre el universo de forma entretenida. Es un libro que une el fascinante mundo de las estrellas, con la extraordinaria vida de María Teresa Ruiz, una mujer que ha hecho historia y que se ha convertido en referente para muchas personas. 

A continuación, te dejamos la entrevista que la astrónoma y escritora le dio a En Palco. Prepárate para escuchar a una gran científica, sus sabios consejos y su libro están a otro nivel.




TEMAS