En palco 2
Hellraiser 2022
Por

19 de octubre de 2022

Archivo
Más sobre este tema

Hellraiser (2022): los cenobitas salen del purgatorio fílmico

El reboot del mítico film de 1987 logra captar la esencia de Clive Barker y es mejor de lo que crees.

A fines de la década de los 80, un escritor británico llamado Clive Barker se propuso la meta de adaptar al cine una de sus primeras novelas, “The Hellbound Heart”.

El resultado sería “Hellraiser” o “Puerta al Infierno”, un film de horror que llamó de inmediato la atención del público por su complejo argumento, su sanguinolento gore y por introducir a la cultura pop a los cenobitas, un grupo de siniestros seres demoníacos (o angelicales para algunos) que se deleitan con el dolor, la sangre y el sufrimiento humano. Liderada por el rostro de la franquicia, (que ocuparía muchas poleras y afiches de la época) el cabeza de clavos Pinhead (interpretado siempre por el inigualable Doug Bradley), la cinta se convertiría en un filme de culto y un clásico del cine de género.



Este primer exitazo, además de sus populares “Libros de sangre”, catapultaron a Barker y lo catalogaría para muchos (incluido Stephen King) como la nueva cara del horror.

A la "Hellraiser" original, un año después le seguiría su secuela, Hellraiser II: Hellbound, la que para algunos supera a la primera, porque nos presenta al temible Dr. Philip Channard y su sangrienta lucha contra los cenobitas.

Sin embargo, con el pasar de los años, (como suele suceder) las siguientes entregas irían disminuyendo su calidad, efectos e impacto, hasta culminar con las terribles “Hellworld”, “Revelations” y “Judgement”, que solo hacían sufrir al público por lo malas que eran y que terminarían por enterrar en el purgatorio fílmico a una popular saga de horror.

Afortunadamente, 35 años después de la película base, aparece “Hellraiser”, un reboot de la franquicia que pretende seguir con el estilo de la original y adaptar fielmente lo escrito por Clive Barker en 1986.

Dirigida por David Bruckner (responsable de la notable “La Casa Oscura”), y con el apoyo de David S. Goyer (Trilogía Dark Knight) entre sus guionistas, el filme, es más una versión actualizada de la historia, que un simple remake. Además, explora ciertos elementos que, por algún motivo, quedaron fuera de la cinta original y que sirven para entender mejor la compleja historia relacionada con La Configuración de Los Lamentos y su uso.

El propio Clive Barker, en esta ocasión, hace de productor ejecutivo y ha servido de asesor para el equipo de rodaje, lo que se nota, porque el filme logra captar la esencia del relato original, así como el estilo oscuro, lúgubre, erótico y violento que tenía en sus orígenes.

En esta ocasión, el filme sigue a Riley McKendry (Odessa A’zion), una veinteañera adicta a las drogas, que vive junto a su protector hermano Matt (Brandon Flynn), quien trata de evitar que continúe con sus vicios para que pueda tener una vida normal. Una noche, ella junto a su extraño novio Trevor, entran a robar a unas bodegas abandonadas, en las que encuentran una extraña caja/puzzle.
El problema es que, cada vez que Riley trata de resolver el cubo, este cambia de forma, y deja salir una pequeña cuchilla de uno de sus lados, provocando dolor y alucinaciones. Es ese momento cuando la muchacha será visitada por El Sacerdote, una suerte de ángel/demonio con clavos en su cabeza, que le advierte de la sed de sangre que posee la caja y de las consecuencias que significa terminar todos sus acertijos.

Para tratar de salvar su vida y la de sus amigos, Riley intentará descubrir el origen de la caja, lo que la llevará a la mansión del siniestro Roland Voight (Goran Visnjic), un multimillonario que hace seis años desapareció en extrañas consecuencias.



Con un intenso y logrado gore que trae de vuelta el uso de efectos prácticos, y un brillante elemento filosófico que sorprende por su solidez y profundidad, en el que el dolor, el sexo y el deseo crean una amalgama inquietante entre la perversión y el placer, el reboot de Hellraiser supera con creces las expectativas de los amantes del material original.

Habían algunos resquemores por el hecho de que Pinhead, el cenobita principal, fuese interpretado por una mujer (la actriz Jamie Clayton), sin embargo, esta nueva versión cautiva por su sencillez y su nuevo estilo. Aquí, El Sacerdote y sus amigos cenobitas dejan de lado las ropas sadomasoquistas, para ir con la piel completamente cercenada, un elemento interesante, brutal e innovador.

La película logra introducirnos en el curioso y extraño mundo de Hellraiser, explicarnos las normas de la Caja de Lemarchand y profundizar más en el lore de Clive Barker, algo que curiosamente no ocurría en la cinta original, que nos dejaba con muchas más dudas que respuestas. No obstante, la obra de 1987 posee un aura sucia, siniestra y agresiva que no se siente en el filme actual.

De todas maneras, Hellraiser de 2022, cumple y con creces. Se trata de un filme sólido, entretenido y logrado, que quizás debió ser estrenado en cines y no vía streaming para poder disfrutarlo mejor. Podría decirse que es la mejor entrega de la franquicia Hellraiser desde Hellbound, y esperamos que se siga la línea comenzada por David Bruckner, para saber más sobre Pinhead, La Configuración de Los Lamentos y Leviathan.

La producción de Hulu, aún no tiene fecha de estreno en Chile, aunque normalmente estas llegan a Star+, pero todavía no se ha confirmado. Es más, la plataforma en redes sociales -hace unos días- indicó que no necesariamente la película llegará a Latinoamérica a través de ellos.







Hellraiser
Hellraiser 2022
Goran Visnjic
Jamie Clayton
Odessa A’zion
cine de terror
Novedades
Cine
ir a
Cine
Magazine
ir a
Magazine
Escapadas
ir a
Escapadas
Televisión
ir a
Televisión
Notas
ir a
Notas
whatsapp-logo-transparent-free-png
whatsapp-logo-transparent-free-png
Logo-de-Facebook-fondo-azul
Logo-de-Facebook-fondo-azul
colorful-gradient-background-inspired-by-instagram-vector
colorful-gradient-background-inspired-by-instagram-vector
Youtube_logo
Youtube_logo
Sin título-1 xx
Sin título-1 x
Nuestras comunidades