9 de septiembre de 2022

Entrevista a Maria Doyle Kennedy: protagonista de la serie “Recipes for love and murder”

El nuevo show de Acorn TV mezcla misterios, Sudáfrica, risas y exquisita comida.

Al iniciar mi reunión telemática con Maria, lo primero que atrae mi vista es su polerón negro con una serie de conocidos apellidos: Bigelow, Coppola, Gerwig y otras más. Todas famosas directoras de cine que, dentro de una industria históricamente regida por hombres, han sabido hacerse un hueco dentro de Hollywood con una serie de interesantes y atractivas filmografías.

María tampoco es ajena al detrás de cámaras, porque en 2017 se sentó en la silla de directora para contar en sólo 6 minutos, una tierna y simpática historia sobre dos jóvenes con Síndrome de Down que tienen un incómodo momento con un grupo de adolescentes. Este pequeño proyecto se convirtió en uno de los momentos que más aprecia de su carrera, según la propia actriz.

Una carrera que comenzó en 1991, tras su revelación en el musical proletario dirigido por Alan Parker, “The Commitments”, y que incluye otros excelentes filmes como ‘The General’ de John Boorman. Basada en la vida del mafioso irlandés Martin Cahill y protagonizada por Brendan Gleeson y Jon Voight. La cinta obtuvo el premio a Mejor Dirección en el Festival de Cannes de 1998.

Con la entrada del segundo milenio, la actriz comenzó a elegir una amplia gama de papeles en diferentes series, como “Dexter”, “The Tudors”, “Orphan Black” y “Outlander”, en las que aprovecha al máximo sus personajes, convirtiéndose muchas veces en el favorito de los espectadores.



En su más reciente trabajo, "Recipes for Love and Murder", Maria Doyle Kennedy interpreta a Maria Purvis, también conocida como Tannie Maria, una periodista que escribe una popular columna de cocina para un periódico local, en el poblado de Karoo, Sudáfrica. Pero cuando, por razones presupuestarias, la editora del diario decide reemplazar su columna de comida por una de consejos, Tannie descubrirá que sus recetas serán de ayuda para muchas personas.

“Recipes for Love and Murder” es el nuevo show de la plataforma Acorn TV, un programa de 10 capítulos, grabado en Sudáfrica y basado en una saga de libros escrita por Sally Andrew. La serie, además de mezclar comedia ligera, hermosos paisajes, exquisitas recetas de comida, y misterio, también propone temas muy serios, como la violencia doméstica, especialmente en un terreno tan inhóspito como Sudáfrica.

En Palco conversó con Maria Doyle Kennedy sobre su papel de Tannie Maria, pero también pudimos saber más sobre su proceso creativo, sus deseos y su interesante carrera.


Cuéntanos un poco sobre “Recipes for Love and Murder” y sobre tu personaje Tannie Maria.

"Tannie Maria es una mujer escocesa de madre sudafricana. Después de la muerte de su madre, se da cuenta de que ha heredado una propiedad en Sudáfrica. Y así se va a vivir allí, pero no se trata tanto de empezar una nueva aventura, sino más bien de huir de los problemas que tiene. Consigue un trabajo en un periódico de un pueblo pequeño escribiendo recetas. Es una cocinera muy buena, y le encanta la comida. La comida es su idioma, es como procesa sus pensamientos y sus emociones y cómo se las comunica a las personas. Y un día, le dicen que va a perder su trabajo, porque el estilo del periódico tiene que cambiar. Así que ella decide aceptar la oportunidad de ser la columnista de consejos, ser la “tía consejera” del diario. Pero, por supuesto, no tiene ni idea de cómo hacerlo. No está calificada de ninguna manera para dar consejos a la gente. Así que lo hace a través de recetas, que es lo que mejor sabe hacer. Así ella le dice a la personas, no como resolver sus problemas, sino que les ayuda a pensar, a través de la comida, una solución a sus conflictos. “Si vas a seducir a alguien, haz este fantástico pastel de chocolate. Si necesitas tiempo para solucionar un desacuerdo familiar, tal vez deberías hacer un curry”. Así que, mientras da consejos, empezamos a darnos cuenta de que hay, algo así como, dos Tannie Marías, una que es cálida, amable y servicial con la comunidad, y una Tannie Maria interior que es tranquila y pensativa, que vive sola, un poco aislada de la ciudad, con su gallina mascota. Y las cartas de las personas que buscan ayuda, comienzan a convertirse en desencadenantes para ella que abren algunas de las cosas que ha reprimido y que no ha tratado desde que dejó Escocia. Así decide resolver el misterio de la muerte de uno de sus escritores. Y así es como empieza todo. Ella comienza a relacionarse con sus colegas y se convierten en detectives aficionados. Y también comen mucho y hacen mucha comida en el camino para resolver el crimen".

¿Cómo conseguiste el papel? ¿Qué aspectos de la serie te interesaron?

"Primero me enviaron el desglose, y me encantó el título “Recetas para el amor y el asesinato”. De inmediato quise saber un poco más al respecto. Me enviaron fotografías de hermosos paisajes sudafricanos y de increíbles preparaciones de comida. Así que les pedí que me enviaran los guiones, me enviaron los diez guiones y los leí todos de una vez porque estaba realmente fascinada y quería llegar al final. Y luego grabé un poco de cinta. Fue en pandemia, así que no pude viajar para reunirme con el equipo. Así que hablé mucho a través de Zoom y les decía: “mira, así es como siento que es Tannie Maria. ¿Qué opinas? Y así es como creo que se comportaría y cómo lidiaría con las cosas”. Leí algunas escenas y me grabé leyéndolas. Luego conseguí que mi esposo me filmara en la cocina rompiendo una menta, oliendo plantas de albahaca y poniendo cosas dentro y fuera del horno. Entonces dijeron, vale, puedes venir e interpretarla. Lo que me gustó de la serie fue que sentí que era muy, muy cálido y tierno, el tipo de programa que podía ver con toda mi familia. Podría verla con mis amigos, con mis hijos, con mi madre. Tenía muchas ganas de hacer algo así. Estaba cansada de leer guiones increíblemente oscuros y violentos. Quería hacer algo que fuera cálido y encantador, pero, al mismo tiempo, no creo que sea trivial. Creo que tiene un poco de “mordida”, tiene un poco de profundidad. Trata algunos temas reales que suceden en Sudáfrica y en todo el mundo: la violencia doméstica, el abuso del trabajo, las desigualdades económicas y de clase, y todas esas cosas surgen y forman parte de ella".

 
¿Qué opinas de la violencia doméstica, especialmente en Sudáfrica?

"Creo que es importante reconocer que, incluso dentro de comunidades pequeñas y muy pintorescas, también hay oscuridad, secretos y comportamientos que no deberían tolerarse. Karen Jeynes, la mujer que adaptó los guiones de los libros, sentía que era importante mirar la realidad y el misterio. Una de cada cinco mujeres en Sudáfrica sufre violencia doméstica, por lo que sintió que era importante no fingir que no existía esa realidad y abordarla para prestarle algún tipo de atención. Se mencionan algunas cosas así, como la explotación de los trabajadores, por ejemplo, que también se discute varias veces. A través del personaje de Jesse, la periodista más joven, interpretada por Kylie Fisher, se pueden abordar todos esos temas porque es una especie de activista social dentro del programa. Siempre está intentando corregir los errores y cambiar el curso del futuro, lo cual es fantástico".


La serie está basada en una serie de libros escrita por Sally Andrew ¿Habías leído alguno de los libros? ¿Hay alguna diferencia entre la Tannie Maria de la serie y la de los libros?

"No había oído hablar del libro, así que leí los guiones. Después de decidir hacer la serie y estar allí, cogí el libro y lo leí porque es muy diferente. En el libro, Tannie Maria es sudafricana, mientras que en el guion decidieron hacerla escocesa con el fin de abrir la historia al resto del mundo. Fue interesante leer el libro solo en un guion. Todo se basa en el diálogo y la acción. Tiene que hacer avanzar la historia, mientras que en un libro hay mucho más sobre el monólogo interno de una persona, sobre sus pensamientos internos, porque el libro tiene tiempo para la quietud y todo el proceso de pensamiento que lo acompaña. Así que fue interesante leerlo, poder estar quieta y pensar en la forma en que reaccionaría a las cosas de una manera no activa, no impulsada por el peligro o la trama".

¿Cómo fue el rodaje en Sudáfrica?

"Fue bastante intenso, porque fue en plena pandemia del covid. Obviamente, nos hacían test constantemente y todos llevaban mascarillas todo el día, excepto frente a la cámara. Así que fue un poco desafiante. También había muchas restricciones en la forma en que podíamos estar juntos. No podíamos reunirnos después del trabajo, ni pasar el rato en las casas de otros, ni cenar juntos, no podíamos ir al teatro, ni siquiera compartir algo de música. Así que las veces que estuvimos juntos trabajando, fueron muy especiales porque era una especie de oportunidad para estar con gente y socializar, era la oportunidad de compartir tu burbuja con algo más que tu familia. Nunca había estado en Sudáfrica antes, ni trabajando, ni de vacaciones, así que fue una curva de aprendizaje bastante grande. Es un país extraordinario con una historia muy complicada. Fue todo un reto y realmente encantador tratar de descubrir un poco más de eso".

El show es bastante único, porque mezcla los hermosos paisajes de Sudáfrica con algunos crímenes bastante oscuros, algo de risa y comida, por supuesto. ¿Te gustan las películas de misterio o leer libros de Agatha Christie, por ejemplo?

"Yo ciertamente leía libros de Agatha Christie cuando era adolescente, cuando tenía unos 13 o 14 años. Me encantaban, y solía leerlos muy rápido para tratar de llegar al final y ver si podía descifrar todas las pistas a medida que avanzaba, y averiguar quién lo había hecho. Pero ahora supongo que me gusta lo que sea bueno. He visto un montón de cosas diferentes. Recientemente he estado viendo un programa llamado “Severance”. ¿Lo has visto?"

Sí, de Apple.

"Sí. Adam Scott. Oh, Dios mío. Es increíble. Y también “Succession”. ¿Has estado viendo Succession? Oh, cada episodio es como una clase magistral de actuación. Es simplemente increíble".

¿Qué hay de la cocina? ¿Te gusta cocinar? ¿Aprendiste alguna receta durante el rodaje?

"Me gusta cocinar, pero no tanto como a Tannie Maria. Aunque nunca tengo ese tipo de tiempo, de todos modos. Tengo una familia muy ocupada, cuatro hijos, mi marido trabaja, yo trabajo. Así que siempre es un poco difícil alimentar a un montón de personas hambrientas. Pero hice toda la comida del programa, tenía que hacer todo, excepto la tarta de chocolate. (Risas) ¡Pero la decoré! Puse el glaseado por encima. Pero si la hubiera preparado yo, no se vería así. Sin embargo, lo disfruté, definitivamente aprendí un poco más. Hay uno en especial, una especie de pastel sudafricano, que se llama Koeksisters, que está en el primer episodio. Es como una rosquilla o algo así, que está en una trenza, y luego se sumerge en una especie de miel. Y tuve que comerme unos 40 de esos. Al final de eso, nunca me comeré otro mientras viva. ¡Nunca!"

Quisiera hablar de tu carrera. Recuerdo una película llamada “The Commitments” de Alan Parker, también “The General” de John Boorman, y por supuesto, muchas cosas más, como “The Tudors” o “Albert Nobbs”, por ejemplo. Incluso, también dirigiste un cortometraje llamado “A Different Kind of Day”. ¿Hay algún momento de tu carrera que más aprecies o recuerdes?

"¡Caramba! Supongo que tengo muchos recuerdos muy buenos. Probablemente hacer “A Different Kind of Day” ha sido muy especial para mí porque era la primera vez que escribía y dirigía. Y está protagonizada por dos adultos jóvenes que tienen Síndrome de Down. Era una historia muy importante que quería contar. Tengo un hijo que tiene algunas necesidades adicionales, y hay mucha información mala por ahí y mucha inexperiencia. Hay muchas personas que hacen juicios basados en algo que han oído o visto, pero no en algo que hayan experimentado ellos mismos. Así que pensé que era divertido hacer una película que desafiara las percepciones y te hiciera pensar en las personas de una manera ligeramente diferente. Y no asumir que “diferente” significa peor o significa menos, solo significa diferente. Así que eso fue todo. Fue una cosa especial que tenía ganas de hacer, desde el principio hasta el final: la música, la forma en que se rodó, tomar todas esas decisiones y escribirlo. Voy a hacer más de eso, definitivamente es hacia dónde me dirijo".



Para terminar, por favor invita a la gente de Chile a ver “Recipes for Love and Murder”

"Realmente espero que los chilenos vean «Recetas para el amor y el asesinato». Espero que lo disfruten. Espero que si lo ven y lo disfrutan, se lo digan a sus amigos, y ellos también lo vean y lo disfruten. Es un programa especial, creo que traerá alegría a la gente y les hará pensar y hacerlos hablar y reír. Me gustaría hacer algo así de nuevo".







TEMAS