29 de diciembre de 2022

“El Gato con Botas: el último deseo”: la vida final de nuestro héroe favorito

La segunda parte sobre el felino espadachín destaca por su moderna animación, lindas canciones y una excelente historia.

No me había dado cuenta, pero la primera parte de “El Gato con Botas” se estrenó hace más de una década, en 2011. En ese entonces, la película se situaba antes de Shrek 2, y nos contaba lo que le sucedía al felino mucho antes de conocer al querido ogro. Además, introdujo el personaje de Kitty “Patitas Suaves”, mientras intentaban (junto al redondo Humpty Dumpty) robar el famoso ganso de los huevos de oro.

Para algunos, la primera parte fue el mejor filme de animación de ese año, gracias a una divertida historia y la cautivadora interpretación española de Antonio Banderas como el Gato con Botas. No obstante, al momento de su estreno, el universo de Shrek venía en decadencia, y de hecho, el spin-off fue la cinta menos taquillera de la franquicia.

Sin embargo, la saga se ha negado a morir y este 2022, como si el tiempo no hubiese avanzado, llega “El Gato con Botas: El Último Deseo”, una continuación tan necesaria como infinitamente superior a la primera entrega, por contar con un trabajo de animación mucho más elaborado, una historia mucho más emotiva, interesante (y adulta), y por presentar personajes tan hilarantes como entrañables.

Sorpresivamente, este segundo episodio le da una vuelta de tuerca al personaje principal: el audaz y forajido Gato con Botas descubrirá que su pasión por las aventuras y el peligro, y su indiferencia ante la seguridad tienen un precio. Luego de vivir miles de situaciones al límite, un día descubrirá que ha gastado ocho de sus nueve vidas y que, por tanto, un próximo error puede ser fatal. Así, El Gato experimentará algo nuevo: el miedo a la muerte.

Para intentar recuperar sus vidas, nuestro héroe tendrá que lanzarse a la mayor aventura que ha vivido: un épico viaje en busca de la mítica Estrella del Deseo. El problema es que no sólo él está interesado en el legendario elemento, en la carrera también se encuentra su antigua compañera y amor, la ladrona Kitty “Patitas Suaves”, la familia de osos criminales junto a Ricitos de Oro, el maligno coleccionista de elementos mágicos Jack Horner, y El Lobo Feroz, un supuesto cazarrecompensas.

Como es habitual en el universo de Shrek, los elementos de cuentos de hadas y el ambiente pseudo medieval continúan presentes en la historia, sin embargo, a diferencia de otras entregas, en este filme llama la atención la madurez y complejidad del argumento, la cantidad de escenas de acción (e incluso gotas de sangre) como si de un animé se tratase y el humor mucho más adulto, lo que deja entrever que, aunque el filme supuestamente está dirigido a niños, en realidad, el verdadero objetivo son las personas mayores, considerando que los fanáticos de Shrek ya bordean los treinta años.

Por otro lado, todos los personajes (incluso los secundarios) tienen sus problemas y miedos, que son bien tratados en la historia. El protagonista y héroe favorito de todos vive un drama interno mucho más profundo e interesante de lo que podríamos imaginar. Además, se nos presentará un nuevo personaje que se unirá a la aventura, Perrito, un acompañante del Gato que se robará el corazón de muchos por su nobleza.

En definitiva, “El Gato con Botas: El Último Deseo” es la secuela que no esperábamos, pero que definitivamente hay que ver. Su moderna animación, (con el estilo de Spider-Man: Into the Spider-Verse), propone un formato que parece una pintura en movimiento y que a ratos, pareciera que le faltan frames a la acción, algo que al comienzo es extraño, pero que uno se acostumbra.

Ahora solo falta saber qué pasará con nuestro héroe favorito, y si volveremos a ver a su viejo amigo de Muy muy Lejano, en un futuro próximo.





TEMAS