24 de febrero de 2022

“Justicieros” de Anders Thomas Jansen: la última joya del cine danés que deberías ver

Este ácido cóctel de acción, venganzas, fiestas navideñas y humor negro ya está en salas nacionales.

Que no te engañe el pésimo póster con la imagen de Mads Mikkelsen mirando de frente con cara de duro. Esta no es la típica cinta de acción de cine B, como las que últimamente hacen por diversión y dinero algunos actores veteranos. ‘Justicieros’ o ‘Riders of Justice’ como le pusieron en Estados Unidos, es una cinta danesa, que si tiene acción y un montón de balas, pero cuenta con un ritmo y una historia tan original y propia de su país, que llega como una revelación y un hallazgo entre tantos estrenos sin gracia del último tiempo.

Y es que el cine danés lleva un tiempo dando que hablar. Hace muy poco, en 2022, Thomas Vinterberg y Mikkelsen nos brindaron esa intima y personal joyita sobre un grupete de profesores borrachos en ‘La Última Ronda’, que con su controvertido, pero maduro argumento, nos robó el corazón y así el Oscar a Mejor Película Extranjera.

Ahora, el director Anders Thomas Jensen, vuelve a recurrir a ese orgullo nacional que tan mal aprovechado tienen los estadounidenses, para protagonizar su última película. Una curiosa mezcla de cine de acción y thriller de venganzas con el drama más personal y el humor más azabache que puedas imaginar, con un montón de personajes de dudosa moralidad.

‘Justicieros’ cuenta la historia de Markus (Mads Mikkelsen), un militar que tras enterarse de la muerte de su esposa en un accidente de tren, vuelve a casa para intentar recomponer la relación que tiene con su hija, que sobrevivió al impacto. No obstante, si bien todo parece ser una suma de extrañas y fatídicas coincidencias, Otto (Nikolaj Lie Kaas), un experto en matemáticas y estadísticas, además de sobreviviente del tren destruido, aparece en la casa de Markus junto a sus excéntricos colegas, Lennart (Lars Brygmann) y Emmenthaler (Nicolas Bro), para convencerlo de que no se trató de un accidente, sino de un posible atentado. Así, Markus, en pleno duelo, repleto de ira y sed de venganza, comienza una relación con este trío de nerds para encontrar a las responsables de la muerte de su esposa.

Con esa premisa, se da inicio a un salvaje y entretenidísimo thriller, en el que el humor políticamente incorrecto y las crudas escenas de acción se roban la pantalla. Pero, además, la cinta se da el tiempo para reflexionar sobre el duelo, la intolerancia, el abuso, y por sobretodo, la violencia, tan preponderante en los últimos tiempos. Por otro lado, los brillantes, pero marginados personajes, exponen sus teorías sobre la llamada Teoría del Caos y la búsqueda del ser humano por dar coherencia a todas las cosas que ocurren en el mundo, y cómo cada una afecta a la siguiente.

Mikkelsen, nuevamente brilla, esta vez como un personaje con el que es sumamente difícil empatizar, especialmente por su excesiva violencia a la hora de solucionar los problemas, y con un cargado nihilismo, que contrasta al lado de un trío de amigos, a los que los golpes solamente han dejado marcas y trancas en cada uno. No obstante, la química del grupo protagonista es envidiable, como pocas se han podido generar en pantalla.

Así, con un guion tan elaborado en el que todo encaja como mecanismo de relojería, ‘Justicieros’ es un verdadero triunfo y una sorpresa, con un humor tan irreverente y ácido, que parece de otra época. Una propuesta fresca e imperdible, que merece salir del anonimato lo más pronto posible.



TEMAS