28 de julio de 2022

“Las Mujeres de Mi Casa”: una íntima cinta sobre la familia y los recuerdos

La ópera prima de Valentina Reyes se estrena el 4 de agosto en salas nacionales. Conversamos con la directora.

Con solo 21 años, la directora chilena Valentina Reyes, comenzó a pensar en una película que retratara el íntimo proceso de sus abuelos, que poco a poco comenzaban a sentir los primeros síntomas del Alzheimer, por lo que debieron dejar su tan querida casa y todos los recuerdos que construyeron en torno a ella durante casi medio siglo.

Ese doloroso episodio fue el inicio para lo que se convertiría en su ópera prima, “Las Mujeres de mi Casa'', una cinta protagonizada por las destacadas actrices Grimanesa Jiménez, Trinidad González y Bernardita Nassar, que significó su proyecto de título en la carrera de cine de la Universidad del Desarrollo.

Si bien el relato se alejó un poco de la historia personal de Valentina, por ser demasiado autobiográfica, la cinta, que posee elementos dramáticos y con momentos de comedia, cuenta la vida de tres generaciones de mujeres enfrentadas a distintas etapas de la vida.

Leonor es una adolescente que debe decidir por su futuro. Mónica, su madre, pretende vender en secreto la casa en la que ha vivido toda su vida, y Emilia, su abuela, lucha contra los efectos del Alzheimer. Las tres deberán enfrentar, con llantos y algunas risas, ese momento clave de sus existencias.

Con momentos de intensa improvisación de parte de las actrices y elementos del cine de David Lowery y Naomi Kawase (influencias directas de Valentina) por su manera de retratar los interiores, “Las Mujeres de mi Casa” significó un arduo trabajo para todo el equipo, especialmente al momento de elegir al trío protagonista.

Afortunadamente, todo este esfuerzo dio frutos, porque la obra ganó el premio a Mejor Película de la competencia de Cine Chileno en Sanfic16. Además de haber sido seleccionado en importantes festivales internacionales como el Festival de Mérida y Yucatán y el ¡Viva! Spanish and Latin American Festival de Inglaterra.

La película, a diferencia de otros filmes nacionales que han tenido que ser estrenados de manera digital debido a la pandemia, podrá ser vista en pantalla grande en Santiago, Viña del Mar y Puerto Montt, a partir del 4 de agosto.

En Palco conversó con la directora Valentina Reyes sobre su primer filme.

Cuéntame un poco de qué se trata la película

V: "Las mujeres de mi casa" trata sobre tres mujeres que son familia. Que estaban pasando por un proceso en la vida de cambios, tanto la abuela que está empezando con Alzheimer, y la decisión de vender la casa en la que han vivido por toda su vida. Entonces, la historia es sobre estos procesos como tan naturales de la vida que son la vejez, los cambios en general y también el feminismo en torno a estos tres personajes. Esa es más o menos la historia, cómo estos tres personajes van conviviendo frente a estos cambios, y cómo entre ellos se van conociendo, porque antes quizás no habían tenido la oportunidad de conocerse en un entorno de cambios.

Este es tu proyecto de título, ¿cierto?

V: Sí.

¿Y esta fue tu primera opción de proyecto de título? ¿Tenías otras ideas? ¿Cómo se origina principalmente esta idea?

V: Tenía otra idea. Me hubiese gustado hacer un road movie. De hecho, fue mi primera idea, pero cuando la conté a los profes me vieron así como mmm (sic), y ahí dije ya, quizás está muy mala la idea Me empecé a interiorizar conmigo y decir qué me está pasando, ahora. Y en ese momento -que tenía como tenía como 21, 20 años- empecé a pensar que cosas me estaban ocurriendo en la vida, y justamente estaba lo de mis abuelos paternos. Están con Alzheimer los dos, y estaba el proceso de mi papá vendiendo la casa de ellos para llevarles a un asilo. Todo ese proceso me estaba afectando mucho como nieta, sobre todo, porque esa casa era donde siempre estuve, yendo los fines de semana a ver a mis abuelos. Entonces, igual me afectó mucho eso, ese episodio, y dije, voy a empezar como por esta cosita, que me gustó mucho el tema de la casa, de los abuelos. Voy a tirar una idea de eso.

¿Y cómo fue escribir algo tan personal? O igual lo modificaste un poco.

V: Sí, igual al principio era muy parecido a mí, como los dos abuelos, el papá y yo, la protagonista. Y, claro, me di cuenta de que me afectaba mucho, porque igual soy súper sensible. Entonces, cuando escribía o hacíamos las presentaciones de la película, yo me ponía muy triste. Entonces dije, tengo que separarlo de mí, un poco. Y ahí fue cuando creé a estos tres personajes.

¿Y cómo fue la elección de este trío protagonista? ¿hiciste un casting?

V: Si, el casting lo hicimos. Buscamos harto tiempo, y como fue universitario, teníamos que hacer distintos ejercicios a lo largo del año. Y ahí, por ejemplo, los primeros ejercicios fue con la Kathy Kowalesko. Fuimos probando varias actrices hasta que el ejercicio de examen de título, en que tuvimos que hacer como 15 minutos del guion, ahí fue cuando trabajé con Grimanesa y la Trini, ahí ellas dos me encantaron. Me gustó mucho la química que se generó en las dos, aparte que las dos son muy distintas. La Trini tiene una seriedad muy heavy (sic) y la Grimanesa es mucho más loca. Estaban muy bien para los personajes que estaba escribiendo. Y la más chica, la nieta, que es la Berni, fue un casting mucho más difícil, porque quería que se parecieran las tres, físicamente, y me costaba mucho encontrar.

¿Qué tanto del guion original está en la película, o hubo algo de improvisación de parte de las actrices?

V: En el momento del rodaje yo les di mucha libertad de improvisar, sobre todo los diálogos. Igual me interesaba que fuese algo orgánico, como la familia, que entre ellas se interrumpieran. Entonces, me interesaba mucho que entre ellas se hablaran, porque igual antes de empezar el rodaje tuvimos como ‘ejercicios familiares', entre las tres. Yo les ponía situaciones y entre ellas empezaban a hablar.

¿Cuál fue, por ejemplo, la mejor película, la mejor crítica que te hicieron?

V: Una vez me llegaron muchos audios de una persona, demasiados. Los escuché y eran de llanto desgarrador. Nunca esperé que a alguien le llegara tanto la película, eran palabras súper lindas, diciéndome que le hizo acordar mucho a su abuelita, que tenía muchas ganas de ir a verla. Se había separado de su abuelita por x razón, y le llegó mucho el corazón, me agradecía mucho, un llanto heavy, y me di cuenta de que el cine es súper lindo para llegar a las personas. Yo, cuando la escribí, la escribí muy de mí, igual con la ayuda de mis compañeros de curso. Pero, claro, nunca supimos que iba a generar tanto impacto emocional en la gente. Muy lindo.

¿Al momento de dirigir tuviste alguna referencia cinematográfica en mente?

V: La película que más fue referente para mí, cuando la película estaba como establecida en estética, fue a "A Ghost Story".

No me acuerdo del director. 

David Lowery, creo que es el director.

V: Ese, David Lowery, el fantasma que está en esta casa, deambulando. Esa fue mi mayor referencia, sobre todo, porque en esa película hay exteriores también, pero todo pasa en una casa, me interesaba mucho ese juego de la importancia de la casa para ese personaje, del espacio, los recuerdos que le generaba, y cómo va cambiando esta casa, a medida que la van habitando otras personas. Eso me gustó mucho, fue como mi mayor referencia. De hecho, en la película le hago un pequeño honor. Hay una escena en que están de fantasmas la abuela y la nieta, jugando con las sábanas, ahí le hice un pequeño agradecimiento.

¿Qué otros directores te gustan? Que te guste su estética, su forma de dirigir.

V: Me gusta mucho Naomi Kawase, ella también fue gran referente, porque ella también hace películas muy familiares, contemplativas sobre lo que son las uniones. En verdad, tengo muchos directores, lo que es muy difícil ahora.

Es una pregunta difícil.

Así como para englobarte, el cine asiático me gusta, ese es mi mayor referente, en verdad, para las películas. De hecho, me gustaría irme a Japón.

Y ahora, viendo al futuro, ¿tienes algún proyecto en mente, te gustaría hacer otra cosa? ¿Algún otro género, quizás?

V: Ahora me estoy dedicando más a guion. Me gusta mucho escribir y estoy con proyectos externos de otras personas. Pero personales, estoy escribiendo otro largo sobre el amor adolescente en el terremoto del 2010, ese es mi contexto. La estoy escribiendo. Estoy en etapa de desarrollo todavía, porque igual cuesta mucho, después de la U, no tener a nadie apurándote o diciéndote que tienes que entregar esto y esto, igual cuesta mucho sentarse a escribir. Así que estoy de a poquito escribiendo, pero ahí está.

Las mujeres de mi casa se estrena el 4 de agosto. ¿Esto va a ser para todo Chile?

V: Principalmente en Santiago, según lo que tengo entendido. Viña, Puerto Montt, y aún me están confirmado todavía que otras ciudades, pero principalmente en Santiago.


Revisa la conversación completa con la directora de "Las Mujeres de Mi Casa", a continuación: 







TEMAS