12 de julio de 2022

Visita al Lago Melissani y a la Cueva Drogarati en Grecia

Dos de los atractivos más bellos de la isla Kefalonia están bajo tierra.

Si por casualidad vas a Grecia y tienes ganas de visitar una de sus paradisíacas islas, Kefalonia -la más grande del mar Jónico- cuenta con dos lugares especiales en los que la belleza de la naturaleza te dejará sin palabras.

Cueva del Lago Melissani (Cueva de las Ninfas)
Con un idílico estanque color turquesa, este fenómeno geológico es único, y se creó por la caída de una parte del techo, tras un terremoto que afectó a toda la isla. Esto provocó que la cueva se convirtiera en un cenote, con una hermosa claraboya natural. Cuenta con un lago dentro de la cueva, que tiene alrededor de 160 metros de largo y una profundidad de hasta 40 metros. Además, posee estalactitas de 20 mil años de antigüedad, con extrañas formas que adornan la mayor parte de la impresionante atracción.

De una singular belleza y fama mundial, este lugar fue descubierto por el espeleólogo Giannis Petrochilos en 1951, sin embargo, también se han encontrado reliquias de una antigua cultura minoica, que lo estableció como un santuario para Pan y las Ninfas.

¿Cómo ingresar? Los visitantes deben acceder a través de una entrada artificial con escaleras, la que también tiene algunas esculturas artísticas bien bonitas.


Al final de la escalera, los amables y risueños barqueros esperan a los turistas, los separan en grupos de 5 o 6 personas y los suben a sus pintorescas barcazas. Además, contarán interesantes historias de la cueva y algunos relatos de marinos. También hay navegantes que cantan mientras reman hacia la oscuridad de la caverna (¡Ya ya yupi yupi ya!).

El trayecto dura unos 15 minutos -aproximadamente- mientras la nave realiza la pequeña circunnavegación del lago. Especial para realizar hermosas fotografías en las que resalta el color turquesa. Los barqueros también se ofrecen para sacarles fotos a los grupos.

La leyenda griega cuenta que la ninfa Melissani, un hermosa deidad con aspecto de doncella, estaba enamorada de Pan, semidiós de los pastores y rebaños. Pero él no correspondió a su amor, y como respuesta, la ninfa se suicidó ahogándose en las azules aguas ocultas de la cueva. Con el tiempo, otras ninfas tomaron la zona como refugio, donde podían cantar y bailar alejadas de las miradas de los humanos y de los faunos, que solían raptarlas.

El precio de la entrada es de 7 euros.


Cueva de Drogarati
A solo metros del famoso Lago de las Ninfas, se encuentra La Cueva Drogarati. Fue descubierta hace solo 300 años, después de que un terremoto destruyera parte de la infraestructura, y por lo tanto, creara una entrada. Al igual que Melissani, también fue explorada por Gianni Petrochilos, y su esposa Anna, utilizando cuerdas y escaleras.

Desde 1963, la cueva está abierta al público. Para ingresar las personas deben descender por unas escaleras de roca, que siempre están húmedas, por lo que se recomienda tener precaución al momento de bajar.


Con una profundidad de 60 metros, y una altura de 20 metros, esta impresionante estructura natural contiene innumerables estalactitas y estalagmitas, creadas por el agua que se filtra por la roca y cae al suelo. Todavía se puede escuchar el goteo del agua cuando se está en silencio, una sensación tan intrigante como relajadora.

La gran cámara principal de Drogarati, tiene una acústica increíble, de hecho, en el pasado, se utilizó para conciertos de vez en cuando. El último evento realizado fue en 2014, a cargo de la Orquesta Filarmónica de Baviera.

El precio de la entrada es de 4 euros para adultos y 3 euros para los niños.


​Para llegar a las atracciones mencionadas, se puede tomar un tour o arrendar un auto.

¿Cómo llegar a Kefalonia? Desde Atenas, la capital de Grecia, es posible tomar una avión hacia la isla o -de preferencia- tomar un bus combinado con ferry que te lleva hasta la capital de la isla, Argostoli.



TEMAS