24 de enero de 2022

Cantautor Pedro Salinas: “Algún lugar tiene una sonoridad muy distinta que nos transporta a estados felices de la vida”

En Palco conversó con el músico sobre el EP “Capricornio” que lanzará en abril de 2022.


Desde un rústico café de la ciudad de Pichilemu, situado cerca de la Playa Punta de Lobos, el cantautor y psicólogo Pedro Salinas ingresa a zoom para conversar en tono calmado y seguro sobre su nueva producción musical “Capricornio”. El artista, está sentado cerca de una ventana. La luz que irradia el sol resplandece en toda la sala, tal como -según el mismo explica- la sonoridad y letra de su primer sencillo “Algún lugar” ilumina la vida en momentos complejos. La canción habla sobre la felicidad y sobre lo abrumados que podemos sentirnos en esta sociedad que nos bombardea constantemente de negatividad. El violín y el chelo, son algunos de los protagonistas del single. Al darle play, se escucha por algunos segundos su melodía, luego se oye “puedo hacer que rías sin que me lo pidas, porque sé bien dónde guardas tus penas y tus marcas”. No es la primera vez que el intérprete incorpora arreglos de cuerdas en sus temas. Este estilo pop folk también está presente en su primer álbum “Colección Privada”, que está disponible en todas las plataformas digitales. Los instrumentos acústicos, no son elementos elegidos al azar, más bien son ingredientes estrellas, escogidos por el artista, porque tienen el don de “interpretar muy bien emociones como la alegría”.

 

Pedro, en este primer sencillo llamado “Algún lugar”, tú planteas que la felicidad está en las cosas simples de la vida y en la capacidad de vivir en el presente, ¿cómo nació la idea de crear esta canción y de abordar el tema de la felicidad?

Yo soy psicólogo, me he dedicado a la Psicología Clínica por lo menos 20, 25 años, junto con la docencia. Entonces, creo que una de las cosas que hemos aprendido, sobre todo ahora en tiempos de pandemia, es encontrar felicidad y bienestar en cosas simples, en disfrutar del paisaje o, como tuvimos tantas restricciones para salir, el poder estar al aire libre se tornó una cuestión tan básica y necesaria. Yo creo que por ahí partió la idea de la canción.


¿Entonces, tu profesión, de alguna forma, impulsó la idea de hablar de la felicidad, sobre todo en este contexto de confinamiento?

 Yo creo que está muy influenciado por mi carrera de psicólogo y por la agenda clínica que tuve en todo este tiempo de pandemia, donde los casos de depresión y ansiedad se elevaron mucho. Entonces, la canción quería dar como una esperanza y ser una canción más luminosa en términos de las condiciones en las que hemos vivido en este último tiempo.


¿Cómo fue el proceso creativo de esta canción?

Hay canciones que uno se puede demorar días, meses, hasta años en terminarlas, y hay canciones que fluyen muy rápidamente. Y yo creo que esta canción fue una de esas que fluyen rápido. La letra es una letra simple, yo diría que es una letra que, a lo mejor trata de cosas profundas, pero escrita con simpleza y fluyó muy rápido todo lo que fue la melodía y la letra.


En esta canción tú utilizas el pop folk, ¿Por qué elegiste este estilo?, ¿es para potenciar el mensaje de la canción?

 Lo que tiene la canción son chelos y violines fundamentalmente, mezclados con algunas bases electrónicas y voces y guitarra. Las cuerdas tienen una capacidad de interpretar muy bien las emociones humanas, sobre todo las cuerdas cuando van en la alegría. Los sonidos del violín y de la viola y los chelos son particularmente muy buenos comunicando emociones siento yo, puede ser una cuestión muy particular, pero a mí me gustan mucho los arreglos de cuerdas y generalmente en lo que fue mi primer disco y en este siempre están presentes los arreglos de cuerdas, sobre todo violín y chelo.


¿Cómo psicólogo qué impacto crees que tiene en la vida de las personas escuchar canciones como estas que tienen un mensaje potente, un mensaje positivo?

Según estudios, la música es un neuro modulador, o un modulador de los estados de ánimo. Hay música que tiene la capacidad de sacarnos de un estado de ensimismamiento, nos alegra, hay música que nos pone más rememorativos, más nostálgicos. La música, además, provoca imágenes. La música no sólo es escuchar sonidos, sino que muchas veces escuchamos una música y aunque quizás no entendamos la letra, nos provoca imágenes mentales. Entonces, la música es un arte y un instrumento, un lenguaje muy potente en sí mismo, más allá de si está acompañado con una letra o no, si la podemos entender o no.


En abril de este año lanzarás el EP “Capricornio”, ¿qué sorpresas tendrá esta producción?

Las sorpresas que se vienen, es que el disco tiene un sonido bien distinto a lo que se está haciendo hoy día en Chile. “Algún lugar” es un single que utiliza fundamentalmente instrumentos que se usan en un contexto clásico, pero aquí están insertos en un contexto de música pop. Yo creo que el disco tiene algunos de estos cruces, de mezclar instrumentación clásica, por ejemplo, con base electrónica o con instrumentos de rock pop tradicional. Entonces, me parece que esa mixtura que se ha logrado con el disco está súper interesante y bonita y yo creo que podría marcar una novedad en relación con la música que se ha venido haciendo en los últimos años en Chile, que ha atendido quizá más hacia lo folclórico. 

Los arreglos los hizo Pedro Melo, que es el arreglista musical y bajista de Joe Vasconcellos, que es un gran músico. Está grabado con cuatro músicos en las cuerdas en chelos, violines y violas, súper destacados. Es una canción que tiene una sonoridad muy distinta, muy liviana, muy ligera y que al escucharla se produce como un viaje psicológico que nos transporta a estados felices de la vida.

 

¿Cuántas canciones tendrá el EP?

 Hasta ahora hay terminadas cuatro canciones. Yo creo que de aquí a abril puede ser que sumemos dos más que están ahora en producción, así que podría llegar a tener seis canciones el EP.


¿Qué temas abordarás en las canciones?

“Algún lugar” es una canción que puede ser leída como una canción de amor o puede ser leída como una canción de poder encontrar felicidad en las cosas simples de la vida, en el aquí y en el ahora, en centrarnos en lo que tenemos. Hay otras canciones que traen algunas temáticas medioambientales, que son cosas que también me preocupan y que creo que son urgente que las podamos abordar desde todos los ámbitos de la vida: cultura, ciencia, arte, desde todos los aspectos. Y canciones de amor, que yo creo que siempre han sido y probablemente serán un móvil súper potente para la creatividad artística.


¿En febrero y marzo lanzarás algún adelanto del EP?

 A fines de febrero será el lanzamiento del segundo single, un single que está acompañado de un video muy lindo, no quiero anticipar mucho, es un video que estoy trabajando con dos creadores chilenos que realizan técnicas de stop motion. Y es una canción que sigue la misma línea de “Algún lugar” que es una canción yo diría como luminosa, que aporta alegría en momentos complejos. Ahí va a haber una bonita sorpresa con un video súper creativo y con una técnica que no es comúnmente usada en los videos musicales.

 
Lo que vamos a estar haciendo a contar de marzo son unas sesiones en vivo desde el estudio en donde estoy grabando, que se llama Santuario Sónico, y las vamos a transmitir a través de streaming, Instagram y las plataformas que tengamos.

 

Revisa aquí la entrevista en formato video.





 

TEMAS