13 de octubre de 2021

Luis Miguel, La serie: de cara al final de temporada

Poco queda para terminar esta segunda parte de la historia de “El Sol”, pero mucho hay por contar. ¿Qué se viene? ¿Hasta dónde se mostrará? ¿Qué esperan las fans?


Tan sólo dos capítulos quedan para que finalice la segunda temporada de "Luis Miguel: La Serie", y por el rumbo que ha tomado la historia, todo hace pensar que debería venir una tercera, la que aún nadie ha confirmado si se va a realizar o no. Después de todo, fuentes cercanas al artista comentan que para él es muy complejo el proceso de abrir la puerta de su vida, la cual siempre guardó con mucho recelo. Recordemos que el programa se basa en conversaciones con el cantante, especialmente ahora que en la presente temporada no  se basan en la biografía realizada por Javier León Herrero y Juan Manuel Navarro.

“Estamos tan ansiosos de que llegue la tercera temporada, porque la espera de la segunda fue eterna y se hizo tan cortito”, así se refiere Silvana Cortés, presidenta del fans club “Todo por Luis Miguel”, en conversación con En Palco, ante la posibilidad de una nueva entrega de la serie, además de agregar sus impresiones sobre lo que las fans esperan ver en estos últimos episodios, “esperamos en los últimos dos capítulos que obviamente se desenmascaren los malos, los que le han hecho daño a Luis Miguel, porque se ven un par de antagonista en esta situación, y saber en realidad qué pasó entre Alejandro Asensi, que es el nombre real del exmanager de Luis Miguel, Mauricio Ambrossi en la serie, queremos saber qué pasó. Al menos yo quiero saber qué pasó con Alejandro Asensi, el cual fue, a mi visión personal, un excelente manager con el cual compartimos bastantes momentos, historias y situaciones. Queremos saber qué pasó con Michelle, cómo está la relación hasta la fecha, que se puede contar...”

En la primera parte, por medio de dos líneas de tiempo se muestran los primeros años de carrera del artista. Una el paso de niño a adolescente, como comienza su camino al éxito bajo el alero de su exigente, tramposo y maltratador padre, Luisito Rey; la figura de su amorosa madre Marcela y su sufrimiento; una infancia bastante perdida para ser quien es hoy. La otra lo muestra como un joven entre los 17 y 22 años, atormentado por la desaparición de su madre, con una carrera exitosa, además de descubrir quién es realmente su papá y el daño que le hizo a él, a sus finanzas y posiblemente a Marcela.

Cada capítulo dejaba absolutamente enganchado al siguiente y la figura de villano de Luisito Rey sería de culto. Por primera vez el cantante generaba una gran empatía con el público debido a lo sufrido en su infancia y adolescencia. La serie se convirtió en un fenómeno para los fanáticos y los no tanto, la carrera de Luis Miguel y de Diego Boneta, quien lo caracteriza, da un gran salto.


QUÉ TRAJO DE NUEVO LA SEGUNDA TEMPORADA Y QUÉ MÁS DEBERÍAMOS VER 

Si bien la serie en esta segunda parte sigue siendo un éxito, hay que reconocer que no tiene la misma fuerza de la anterior. Los dos primeros episodios donde, por un lado, se resuelve el misterio de la trágica desaparición de Marcela, y por otro sufre la perdida de la audición de un oído gracias a los turbios movimientos de alguien de su staff, son de alto impacto. Pero ya desde el tercero, nada parece ser comparable a lo que vimos en 2018.

Por supuesto, es interesante ver como se desarrolla su relación con Michelle en ambas líneas de tiempo, la de los 90s y la de mediados de los 2000, con puntos interesantes y emotivos, mientras otros son incomprensibles para un padre, dejando de manifiesto la inestabilidad emocional que le dejó el tema de sus padres, aumentado con el factor fama. También hemos visto la partida de Hugo López, una parte fundamental en la carrera y vida de Micky, una suerte de figura paterna que lo llevó a lo más alto del éxito, el artista en la serie deja de manifiesto su cariño y agradecimiento hacia él. 

Se ha mostrado también su peak con el disco “Aries”, además de la única oportunidad de grabar con Frank Sinatra. Se ha presentado su compleja relación con sus hermanos y las exigencias de su ambiciosa abuela paterna, una de las villanas de su vida personal, aunque en lo profesional hay dos figuras insoportables: Patricio Robles, un ambicioso y mentiroso manager, quien no parece ser nadie en particular en la vida real, quizás una mezcla de agentes que tuvo Luis Miguel luego de la muerte de López; y alguien a quien en la historia Robles le da alas, el argentino José Pérez, un asistente personal al que tampoco se le relaciona con nadie de la realidad. Quizás sea porque ambos son personajes netamente de ficción es que no logran el impacto de Luisito Rey, o también porque la figura de un padre destrozando a su familia es de una maldad incomparable.

Otro tema de interés son los malos manejos que él y su staff han tenido en su carrera, afectándola enormemente, además de su relación con Mauricio Ambrosi, su manager, productor ejecutivo de sus discos y amigo de la vida. 

Lamentablemente, como esta temporada es corta, poco más se puede contar, y si seguimos la línea de sus biógrafos León Herrero y Navarro, lo próximo que deberíamos ver es el quiebre de Luis Miguel con Ambrosi (Asensi) por la supuesta relación que este último tuvo con su hija Michelle e incluso se habla de un problema económico entre ellos, a ver que nos cuenta el artista al respecto. Nos falta presenciar los dos quiebre con su hija, el primero cuando la deja de ver de niña y el segundo debido a la relación “prohibida” antes mencionada. 

Un romance que ha faltado es el de Daisy Fuentes, quien fue en dos ocasiones novia estable del artista y también su relación con Mariah Carey, personaje que fue mencionado como parte del seriado, pero aún no aparece. Aunque, por lo que se conoce, imposible esta importante historia se pueda desarrollar en sólo dos capítulos, pues se ha señalado que la artista norteamericana ha sido de las relaciones más importantes y a la vez más tóxicas de Micky.

Por último, la relación del cantante de “Suave” con sus hermanos, en qué momento retoma la relación con Alejandro, y cuando finalmente se separa de Sergio, hay mucha polémica en torno a esto último.

Así y todo va a quedar mucha historia por contar, veamos si Luis Miguel se atreve a relatar los siguientes hitos de su vida como su amor con Aracely Arámbula, el por qué no tiene relación con sus hijos Miguel y Daniel, sus nuevas idas y venidas con Michelle, los problemas de adicción de hace algunos años… Ya veremos si en un tiempo más se confirma la tercera temporada, y si es así esperemos no tarde años en consolidarse.

Por mientras, nos queda disfrutar los dos episodios restantes y ver si Netflix nos regala quizás algún bonus.


 






TEMAS