16 de agosto de 2022

Conversamos con Jaime Hales sobre su libro “Relatos de tanto tiempo”

La obra está disponible en las principales librerías del país.

A los seis años, Jaime Hales comenzó a incursionar en el mundo de la narración. Desde entonces, no ha parado. A lo largo de su carrera ha publicado más de 60 obras sobre política, amor, erotismo, muerte y reencarnación. Este 2022, mientras transita el año número 75 de su vida, suma a su amplio repertorio literario “Relatos de tanto tiempo”. El libro contiene 18 historias. Varias de ellas inéditas. En todas, entrecruza la ficción con la realidad. Esta fusión permite que los lectores se sientan identificados con los personajes y las emociones que trasmiten. Su pluma es realmente envolvente, cautiva desde las primeras líneas.

Para él la escritura es una forma de comunicar, de aportar a la sociedad, por eso -aunque las librerías se encargan de distribuir su obra- aparta un tiempo para enviar el libro firmado a las personas que deseen adquirirlo. No sólo eso, también las invita a que le comenten qué les pareció, y que le hagan preguntas si tienen dudas. Esa retroalimentación acrecienta su pasión por escribir, esa que por estos días lo tiene inmerso en dos novelas que pronto saldrán a la luz. Una trata sobre el confinamiento durante la pandemia; la otra, sobre la reencarnación. 


¿Qué tan difícil fue seleccionar los 18 relatos que contiene este libro? 

"Había mucho material que me gustaba. Y a medida que lo iba releyendo, sentía que me gustaba más. Pero hubo algunos relatos que ganaron su espacio solos, el de Pepe Carrasco, por ejemplo, “Carta de noche”, que es con el que inicio, “Muerte en la habitación 314”. Era como imposible no considerarlos. Y otros compitieron un poco. Por ejemplo, ese cuento basado en la canción de Joaquín Sabina "Y nos dieron las diez". Yo tenía 14 cuentos y decía cuál pongo acá. Y finalmente puse ese, porque es el cuento de la canción más conocía de Joaquín Sabina en Chile. Que por lo demás es muy simpático, porque esa canción no es la más conocida de él en el mundo ni mucho menos. Él me contaba que es el único país en el cual esa canción ha tenido tanto éxito, en otras partes, es una canción más. Pero aquí fue un tremendo éxito. Es difícil siempre escoger, porque uno dice voy a hacer un resumen de mi obra, dan ganas de publicarlo todo al final, pero no se puede".

 
En “Carta de noche”, relata el asesinato de Pepe Carrasco, ¿Cómo fue narrar esta historia tan sensible?

"Esa narración surgió pocos días después del hecho. Cuando yo estaba ayudando a la abogada que llevaba el caso. Yo colaboré con ella directamente en ayudar al esclarecimiento del caso. Y en esa acción fui sintiendo todo esto y una noche lo escribí todo. Y dos o tres días después lo pulí y el texto quedó ahí, prácticamente sin ser movido hasta ahora que fue publicado. La verdad es que fue muy fuerte, porque yo le tenía mucho cariño a Pepe, lo conocía. El hecho de por sí era terrible, cualquier asesinato es terrible, pero este sentimiento era muy fuerte, toda la impunidad que esto implicaba. Además de todo eso, fue la sensación enorme de que era un amigo. Yo conocí a su mujer, a sus hijos, a la madre de esos niños, que era la primera esposa de Pepe, el barrio, la casa, había estado en esa casa. Era algo tremendamente doloroso".

 
¿Qué tanto de ficción y de realidad tiene el cuento “La Caleta”? Porque ahí usted relata varias situaciones paranormales, por decirlo de alguna forma.

"Este relato nace de una historia que me contó Mónica Echevarría, la escritora. Estábamos tomando un café en su casa, y ella nos contó esta historia de este escritor que participaba con un personaje en una playa de la zona central, donde cometía todo tipo de atrocidades y barbaridades con los pobladores, con los pescadores y con la gente que estaba allí y cómo el pueblo se vengó de él, dándole muerte. Luego, el escritor que había estado allí contó esto, pero de una forma escandalosa, tan escandalosa que provocó la reacción y surge esta historia del rito del escritor, que según ella lo hicieron una vez. La ficción es que nosotros ponemos que lo hacían siempre. Y la ficción es el conjunto de detalles y cómo se produce esta cosa tremenda de decir no queremos que nadie más venga a perturbarlo. Entonces, cuando llegan estas personas, perturban el ambiente local y, por lo tanto, son rechazadas y les pasa todo eso. Entonces, ahí hay un relato de ficción, que no es efectivamente así, pero todo lo que les pasa a los personajes sí es así, o sea, la niña que está muerta de susto, la otra muchacha que tiene temor de dormir con el pololo, etcétera. Todo eso es así. Son historias que están entrecruzadas, es un tejido de una historia real con otras historias reales unidas por la ficción".


¿Cómo fue la experiencia de escribir el cuento “Y nos dieron las diez”, que está basado en las canciones del cantautor español Joaquín Sabina?

"Fue fantástico. Cuando conseguí la autorización para escribir los cuentos contraté a una persona, que me transcribió las letras de las canciones y luego me sentaba con la canción, escuchándola con el texto, y me metí entre las líneas de la canción. Empecé a imaginar todo esto. Fue tan vivo, tan intenso, que cuando leyó los cuentos Joaquín Sabina me dijo “pues hombre, cómo has sabido todos estos detalles”, porque había mucho detalle que era real, que era simplemente salido de esta conexión maravillosa espiritual, que se produce con la fuente, que hace que aparezca esto tan realista y tan profundo. Para mí fue una experiencia muy linda, porque además la mayoría de los cuentos no lo escribí en Chile, porque justo me tocó recibir una invitación de Francia, donde tuve que ir a leer mi poesía y a compartir algunos textos literarios. La mayor parte de los cuentos los empecé a escribir en esos lugares, o sea, motivado por unos paisajes maravillosos, por situaciones humanas interesante, por encuentros con la historia. Fue una sensación muy linda de poder conectarme con este cantautor fantástico, un poeta excepcional, un redactor excepcional. Sus cuentos son historia".


Me imagino que todos los relatos que contiene este libro tienen un significado especial, ¿pero hay alguno preferido?

"Son todos bien especiales, porque en todos está este elemento de la verdad. En la habitación 314, por ejemplo, claramente es un hecho que no ha sucedido y sin embargo hay una historia de intenso amor y ese intenso amor a mí me conmueve mucho. Cada uno de ellos me conmueve especialmente, o sea, la elección fue esa, estos 18 relatos son 18 relatos que a mí me conmueven".

 
Usted es bastante versátil, es poeta, narrador, ensayista y escritor, ¿con que oficio se siente más identificado, cómo se describiría como escritor o poeta?

"Yo soy una persona, como dices tú, bien diversa, bien integral. Mi oficio principal es comunicar, escribir, hablar, enseñar. La escritura me fascina, me sacude mucho y me produce mucha satisfacción. Así que mi oficio principal es ser escritor".


En el prólogo de “Relatos de tanto tiempo” usted revela que está trabajando en una novela, ¿nos puede adelantar de qué trata esta historia?

"Estoy trabajando en dos novelas, que están interrumpidas porque se me cruzó un libro de desarrollo personal, que quiero escribirlo y sacarlo pronto. Una de las novelas nace a partir de una publicación que se llama "De encierros y otras incertezas", que fue publicado en un libro que salió el año 2020, que se llama “Fulgores en la penumbra”. Es un libro de cuatro autores que escribimos en torno a esto de estar encerrados con la cuarentena. Cada uno escribió lo suyo. Yo escribí lo mío y me salió un cuento largo de unas 30 páginas. Entonces, en ese cuento largo yo me di cuenta de que estaba contenida una novela. Yo ahora voy a desarrollar ese cuento y lo voy a convertir en una novela mucho más completa. Y la otra novela está basada en la reencarnación. Ese es un gran tema para mí, porque tiene que ver con mis experiencias personales de reencarnación y con experiencias de otras personas con las que he trabajado yo el tema de terapia de vidas pasadas y la idea es contar la historia de un personaje semi real, semi ficticio, con historias de encarnaciones previas reales, que efectivamente ese personaje recorrió. Pero más que un relato detallado, suponte que haya vivido en el renacimiento y decir fue fulano de tal, hizo tal cosa y pasaron tales cosas, es contar lo que a él le sucedía, las emociones del personaje, la inteligencia del personaje, lo que ese personaje vivió y que eso quedó en el inconsciente de este otro, que es el personaje literario, pero que en realidad son personas reales".

 
Revisa a continuación la entrevista completa que nos dio Jaime Hales.





TEMAS