En palco 2
un like de navidad
Por

16 de noviembre de 2022

Atacama Films
Más sobre este tema

Boris Quercia, director de “Un like de Navidad”: “Me gusta competir contra el cine que nos impone Hollywood, y que la gente en Chile tenga otra alternativa de entretención”

La película protagonizada por Sara Buzeta, Ignacia Antonia y Rodrigo Salinas, llega a los cines el 24 de noviembre.

Cuando quede un mes exacto para la navidad, la primera cinta chilena ambientada en esta época del año estrenará en cines nacionales (antes lo hará en Ecuador). La producción de los viñamarinos Atacama Films, la dirección de Boris Quercia (Sexo con Amor, El Rey de los Huevones) y las actuaciones de la debutante Sara Buzeta, la famosa influencer Ignacia Antonia, además de Ricardo Fernández, Francisca Imboden y de Rodrigo Salinas como el Viejito Pascuero de Viña, nos brindará un buen momento en el cine para compartir en familia, lleno de comedia, magia, drama familiar navideño, redes sociales y emociones. 

Ambientada en la ciudad jardín, Catalina (Buzeta) se ha convertido en una suerte de 'Grinch' que odia la navidad, su padre (Quercia) no la visita hace años en estas fechas, su familia no la entiende y su incipiente carrera como influencer se fue a la basura por un estúpido viral. Sólo su mejor amiga y manager, Karyn (Ignacia Antonia), parece comprenderla. Pero la noche del 24 de diciembre la inesperada visita de un especial Viejito Pascuero (Salinas) le pondrá las cosas en perspectiva. 

En Palco conversó con Boris Quercia sobre “Un Like de Navidad”, la gestación de esta producción, la elección del elenco, el cine comercial en Chile y más.

¿Cómo nace la idea de realizar una película navideña? La primera en Chile.

“Esta es una productora de Viña del Mar que se llama Atacama. Son unos chicos bien jóvenes que están iniciándose en el cine y este es su primer proyecto grande. Habían hecho hartas cosas antes, como programas de televisión regionales, etc. Y me presentaron esta idea, este guion de Diego Ayala, que es un guionista con quien yo ya he trabajado, un guionista chileno bien reconocido. Ha trabajado en la serie de Luis Miguel, y a mí me interesó mucho de inmediato el proyecto, porque me parece muy interesante esto de intentar llegar al gran público, hacer cultura popular con el cine, y no solo hacer un cine como de elite y más como de arte. Creo que a mí me gusta competir contra el cine que nos impone Hollywood para ver, y que la gente en Chile tenga otra alternativa de entretención, no solamente lo que nos llega de afuera. Entonces, me pareció súper interesante el proyecto y ahí entré, ellos ya estaban bastante avanzado. Tenían ya a Ignacia Antonia dentro del proyecto, muy entusiasmada también, así que ahí entré, trabajé con Diego el guion y nos fuimos para adelante. Y aquí estamos ya llegando a estrenar esta película”.


Algo interesante de “Un like de Navidad” es que tiene los típicos códigos de película navideña de Estados Unidos, como las clásicas de Hallmark, por ejemplo, pero también tiene identidad chilena, ¿cómo fue mezclar estas dos cosas?

“Yo la verdad es que siempre, en todo mis trabajos, he tratado de hacer, de estar muy conectado con la realidad y con forma de ser de Chile. Desde el teatro, cuando hacíamos "La Negra Esther", que es una obra ya del corazón popular chileno, pasando por "Sexo con amor", "Los 80", también. Siempre he estado metido como en tratar de retratarnos, de reflejarnos, que el cine sea una especie de espejo donde vernos. Y también, otra cosa importante, es que sea con humor, porque a mí me gusta que sea una comedia navideña. O sea, obviamente tiene un ingredientes emotivos, porque la fiesta de la Navidad, una fiesta muy emotiva, pero tiene humor y tiene nuestro humor, el humor chileno, que es muy vivo, el humor chileno. Somos uno de los países, a veces en medio ofensivo, pero somos uno de los países donde hay más sobrenombres. Es Impresionante como aquí entra alguien a una sala y ya el otro le dice al otro mira el paila, no sé, cualquier cosa, ¿me entiendes? Ya, altiro, se ve las cosas como con un filtro para reírse. A propósito de eso, me acuerdo de Raúl Ruiz, un gran director chileno muy respetado, que hizo casi toda su carrera en Francia, decía en Chile sólo se pueden hacer comedia, porque Chile es un país de terremotos, y cuando hay un terremoto lo único que uno puede hacer es reírse. Claro, no se puede hacer nada contra el terremoto. Nada. Bueno, como anécdota de esta idea de que me gusta hacer comedia. Pero, si tú tienes razones, toma los aspectos típicos de una etnia, pero los instalas, no solo en Chile, pero te voy a decir, sino que más específico lo instala en Viña del Mar. Este Viejito Pascuero ni siquiera es un Viejito Pascuero chileno, es un Viejito Pascuero de Viña del Mar. Ahora, la película se está estrenando en Ecuador, por ejemplo, en las salas de cine de Ecuador, que una experiencia bien novedosa. Creo que pocas veces ha ocurrido, yo creo que es la primera vez que una película se estrena paralelamente en dos países latinoamericanos al mismo tiempo, una película de estas características. De ahí viene la máxima habla de tu pueblo y serás universal. O sea, queremos ser bien específico para llegar a todo el mundo”.



Se agradece que no esté ambientada en Santiago, el sacarla de la capital, creo que también es importante.

“Una de las cosas que yo traté de aportar al proyecto, le dije a Joaquín, el productor: ‘Oye, que sea bien de Viña, que se vea más viña, que se note la ciudad. Vamos a lugares icónicos un poquito bueno, al reloj no, porque ya es demasiado’”.

 

Ningún viñamarino va al reloj de flores.

“Ninguno. Pero que se recorra la ciudad un poquito, qué sé yo. E incluso cuando pensamos en Francisca Imboden también es viñamarina. Un punto más para que esté en la película”.

Uno de los temas centrales de la película, aparte de la navidad, la familia, es el tema de las redes sociales. Los jóvenes que mueren por likes o seguidores, la cultura de la cancelación, ¿qué opina de eso? ¿Y por qué lo quisiste incluir?

“Es que es imposible hablar de la actualidad sin hablar de las redes, etc. Hace 20 años, cuando uno escribía un guion era tan fácil, porque una persona podía quedar incomunicada, se iba en un ascensor o estaba lejos. Hoy en día estamos todos tan conectados que es una complicación hacer guiones, porque todo el mundo se entera de todo al mismo tiempo. Así que uno no puede escapar de la realidad. La realidad es así. La realidad es que estamos en un mundo donde las redes sociales han penetrado profundamente en las familias, en los jóvenes, sobre todo, que han nacido con esta tecnología. Uno ve las guagüitas de cuatro años, tres años en el coche con los papás, están ahí, ya se manejan, o sea, es una locura. Y no demonizarlas, yo no las demonizo. Creo que es una realidad que está ahí, que hay que aprender a convivir con ella, a utilizarla. Que alguna gente le hace mal y otra gente le ayuda mucho, y surge. Y es divertido que la Ignacia Antonia es una tremenda influencer chilena, es como la más importante haciendo una carrera, incluso en México, es conocida en toda Latinoamérica. Lo divertido es que en la película ella hace de una manager, de una chica que quiere ser influencer, pero no le resulta, porque ahí hay una fuente de frustración muy grande, porque imagínate, todos quisiéramos ser influencer, todos quisiéramos tener miles de seguidores, pero muy poquitos lo logran, pero muy, muy poquitos. O sea, de 1 millón de chicos que quiere, hay uno que va a tener seguidores, y el resto va a moverse más o menos con su grupo de amigos, poquito más o un poquito menos. Pero no va a llegar a serlo. Si tiene la esperanza de ser como un líder en la redes, no lo va a llegar a ser. Para alguna gente eso puede ser una fuente de frustración. Para nuestro personaje es una fuente de frustración, para nuestro personaje central, pero lo interesante para mí en la película es que no demoniza la redes, sino que le muestra a ese personaje que hay otra cosa fuera de la redes más importante que va a encontrar en este camino de encontrar cariño, en el fondo, afecto. Va a encontrar un afecto que estaba mucho más cercano que el que ella quería conseguir. Por ahí hay un mensaje bonito, un mensaje navideño, un mensaje que puede ser bien emocionante para algunas personas”.



¿Cómo fue el proceso de elegir a los actores? En especial a Rodrigo Salinas, no me imagino a otra persona haciendo de ese Viejito Pascuero. 

“Nos pasó lo mismo. Pasó lo mismo que dices tú, cuando empezaba a buscar, porque yo quería también que la película mantuviera su ingrediente de comedia, entonces necesitábamos algún comediante. Me gustaba la idea que algún comediante tomar el rol. Y claro, la figura de Rodrigo Salinas es muy acertada. Lo reté nomás porque cuando llegó estaba muy flaco, está muy delgado el Rodrigo. Ya no es el Guatón Salinas. Yo le decía pero 'Rodrigo, la gracia tuya no es está, porque tienes que ser como el Viejito Pascuero y que se yo', no, nos reíamos, pero súper bien. Además, que Rodrigo es una persona muy divertida en sí misma. O sea, la verdad es que Rodrigo se está actuando siempre a sí mismo, porque él es así como tú lo ves, es así en la realidad, es impresionante. Nunca sabía yo cuando estaba actuando y cuando estaba haciendo él, y las cosas que me decía eran en serio o eran en broma. Él vive en un mundo de comedia y vive como un mundo de cuento. Viste que Rodrigo también es dibujante, es un gran dibujante, hace cómics y eso, vive como en ese mundo, Rodrigo. Así que fue muy divertido el trabajo con él”.


Esta película la puede disfrutar desde un niño hasta una persona mayor, ¿crees que a Chile le falta atreverse a hacer más comedias familiares? 

“No es cosa de atreverse, yo creo que hay mucha idea, y todo lo que pasa es que es muy difícil hacer películas en Chile. No tenemos la cantidad de público necesario para sostener una industria así. Entonces, tú ves que las películas que se hacen son películas que van a festivales o películas que van a las plataformas. Esta mismas películas que van a festivales, cuando se estrenan tienen muy poquita gente, porque son películas más para una elite cultural y están como direccionadas a otro tipo de público. Cuando uno intenta hacer una película a veces te funciona, pero cuando quiere hacer la otra, aunque hayas tenido un éxito, no te alcanza para financiar la próxima. Es muy complejo. Después, existe el prejuicio en las subvenciones al cine, que el cine comercial o el cine dirigido al gran público, el cine en la cultura popular no necesita subvención, porque son un negocio. El que necesita subvención, es el cine arte. Entonces, también tú vas con una película como ésta a pedir una subvención, y seguramente no va a quedar, porque no, porque es comercial, qué sé yo. Es súper complejo. No, no es que nos falta atrevernos, nos falta una decidida política de apoyo al cine, a todo tipo de cine. Tú ves que Argentina tiene un 50% de personas viviendo en la pobreza. Están peor que nosotros económicamente. Sin embargo, ellos tienen, por ejemplo, una política de apoyo al cine que cada entrada que va a una película norteamericana deja un porcentaje para financiar una película argentina. O sea, igual es una cosa de actitud, de amor que ellos tienen por el producto nacional. Y tú ves que en Argentina sí hay una tradición de ir a ver una comedia argentina. 'Oye, hoy salió la última de Francella, vamos a verla'. Eso aquí se ha perdido, porque no tenemos la continuidad. Nos cuesta mucho llegar a las salas de cine. Ahora, no es culpa del público, porque el público va a ver lo que le gusta. Y si ve una película chilena que el amigo le dijo que es fome, que es lenta, que no sé qué, no va a ir. Va a ir a ver la norteamericana. Tenemos que conquistar también al público con nuestro cine, si queremos hacer este cine masivo, porque hay gente que no le interesa. Hay gente que quiere hacer un cine específico que quiere hablar de temas más sesudos. A mí me interesa emocionar, a mí me interesa conmover, a mí me interesa divertir, a mí me interesa llegar al gran público. Tengo esa vocación”.

 
Esta película va a llegar a Ecuador, ¿tienes pensado lanzarla en otros países?

“Este es un experimento, y esto es gracias a Ignacia Antonia, que es una chica conocida en Latinoamérica completa. Ahí hay otra cosa interesante de la redes, cómo ha traspasado fronteras Ignacia Antonia. Se interesaron en Ecuador por esta película, tiene muchos seguidores Ignacia allá. Yo tuve una experiencia muy buena con "Sexo con amor", que la compró un distribuidor en México, Fox, que tenía toda Latinoamérica, y la estrenó en toda Latinoamérica. La gente iba pensando que era una película gringa de Hollywood, muchas veces en algunos países, porque no conocían a los actores. Todavía no había esta fuerza que tienen las redes ahora y, sí, fue una experiencia extraordinaria. Hicimos 200.000 personas en toda Latinoamérica. No es un número muy grande, pero era un número extraordinario por una película chilena que se pueda conquistar otros territorios, es alucinante. Porque si tú ves en Chile, por ejemplo, no se ven películas argentinas, ni peruanas, ni mexicanas. En México no se ven películas chilenas o argentina. Es una locura, porque tenemos la misma lengua, las mismas situaciones, porque somos todos latinoamericanos. Somos países muy parecidos en las necesidades y en la forma de vivir también. Entonces en la comida, etc. Y, sin embargo, estamos consumiendo un cine que viene en inglés, que tiene que ir con subtítulos, y ese es el cine que reina. Es complejo, luchar contra ese monstruo, pero tampoco se trata de una lucha, se trata de que vamos conquistando nuestros territorios, llegando al corazón de la gente, y eso es súper importante. Y esta película pretende eso, quiere llegar al corazón de la gente”.

Para revisar la entrevista completa, dale click al siguiente video.







cine chileno
Boris Quercia
un like de navidad
entrevista
Novedades
Cine
ir a
Cine
Magazine
ir a
Magazine
Escapadas
ir a
Escapadas
Televisión
ir a
Televisión
Notas
ir a
Notas
whatsapp-logo-transparent-free-png
whatsapp-logo-transparent-free-png
Logo-de-Facebook-fondo-azul
Logo-de-Facebook-fondo-azul
colorful-gradient-background-inspired-by-instagram-vector
colorful-gradient-background-inspired-by-instagram-vector
Youtube_logo
Youtube_logo
Sin título-1 xx
Sin título-1 x
Nuestras comunidades