25 de abril de 2021

“Crip Camp”: un campamento inspirador

Este documental competidor directo de "El Agente Topo" en los Oscar, es una interesante mirada a la gestación de un movimiento, en EEUU, por los derechos civiles de los discapacitados. Disponible en Netflix.


Con mucho material original de la época y entrevistas actuales a algunos de sus protagonistas, se desarrolla el documental nominado al Oscar como el mejor en su categoría de nombre “Crip Camp: A disabilty revolution”, producido por Barack y Michelle Obama.

Una historia optimista  de superación y lucha ocurrida a comienzos de los setenta, donde se realizaba un campamento para adolescentes con discapacidad de nombre Jened, en la zona montañosa de Castkill, Nueva York. 

Organizado por hippies, funcionó entre 1951 y 1977, era un espacio para que los muchachos se pudieran desarrollar libremente, lejos de padres sobreprotectores o avergonzados, realizando actividades de todo tipo, donde encajaban, podían hacer amigos sin prejuicios, además de vivir el amor.

Compartiendo sueños y miedos, se comienza a desarrollar un movimiento que culminaría en hechos concretos que lograron leyes en beneficio de la gente con discapacidad, buscando un trato más humano e igualitario, cambiando la mirada de un país y abriendo posibilidades a personas con discapacidad. 

Dirigido por Nicole Newham y James LeBrecht, este último sonidista en Hollywood, nació con espina bífida y fue parte, en su adolescencia,   del campamento Jened, donde se enamoró por primera vez y sintió que encajaba sin más, a pesar de que dentro de todo llevaba una vida alegre y sin mayores complejos. En el documental, aparte de su testimonio, conocemos a algunos de sus ex compañeros de campamento como Judy Heumann, quien contrajo poliomielitis pasado el año de vida. Principal impulsora del movimiento y hasta el día de hoy activista social. Su lucha fue el motor para que la Ley de Rehabilitación sea una realidad; El matrimonio con parálisis cerebral que se enamoró en los veranos de Jened compuesto por la escritora Denise Sherer Jacobson y Neil Jacobson, quienes también se dedicaron al activismo y en felices padres adoptivos ; y Lionel Je’ Woodyard consejero del campamento, quien no tiene discapacidad, pero la discriminación que había sufrido por el color de su piel, hizo que su labor con los chicos asistentes a Jened tuviera gran significancia, empatizando  con ellos, debido a que él sabía lo que era ser minoría.

Un lugar idílico, lleno de magia, que marcó la vida de quienes vivieron la experiencia, y de las personas con discapacidad en Estados Unidos de allí en adelante. Un ejemplo de lucha y optimismo disponible en Chile a través de Netflix, competidora directa en los Oscar de "El agente topo".





 

TEMAS