En palco 2
Borde costero
Pablo Arriagada
Por

5 de febrero de 2024

Equipo En Palco
olmué

Más sobre este tema

Escapada a Antofagasta: la perla del norte de Chile

​La ciudad es una excelente opción para visitar durante un fin de semana, comer rico y disfrutar del mar.

Huyendo del calor de la capital, nos arrancamos un fin de semana hacia la Perla del Norte chileno, Antofagasta. Ubicada a menos de 2 horas de Santiago en avión, la ciudad cuenta con extensas playas, cielos privilegiados, recuerdos de un pasado salitrero, hermosos paisajes y exquisita gastronomía, lo que la convierte en una opción ideal para quienes buscan un lugar donde descansar, comer rico, conocer más sobre la historia chilena y -por supuesto- pasear.

Nosotros llegamos muy temprano en la mañana al Aeropuerto Andrés Sabella, que está muy bien mantenido y se nota que ha sido modernizado con el tiempo. Desde allí tomamos un taxi que por -aproximadamente- $25 mil pesos nos dejó en nuestro hotel (aunque el Uber era un poco más barato, entre $17 y $19 mil pesos). La ruta desde el aeropuerto es bastante extensa, hay una enorme costanera que cruza prácticamente toda la ciudad y se puede ir viendo el mar.



​El lugar que seleccionamos para hospedarnos en esta oportunidad fue el Hotel NH Antofagasta. Un recinto de gran calidad y con excelente servicio, cuenta con desayuno, servicio a la habitación, piscina e -incluso- gimnasio para la comunidad. Respecto a la comida, el desayuno tiene una enorme variedad de productos, desde pasteles, postres, fruta, pan, huevo revuelto, café, té, jugos, etc. El edificio está ubicado en Av. Ejército 01151, no está muy cerca del centro, pero se trata de un barrio repleto de bares y restaurantes que comienzan a funcionar durante la tarde, además el balneario principal de Antofagasta está a 15 minutos caminando.


A sólo algunos pasos desde nuestro lugar de descanso se encuentran las tradicionales Ruinas de Huanchaca, uno de los monumentos históricos más importantes de la ciudad y el país. Se trata de un museo construído en los vestigios de una antigua fundición de plata que data de 1873. Se puede caminar hasta las Ruinas y disfrutar de la vista para sacar geniales fotografías. También hay un Museo Interactivo en el que se puede profundizar sobre la historia del monumento. Cerca de las ruinas se encuentra la hermosa Capilla Militar Nuestra Señora del Carmen, conocida como “Casa de Piedra”, que formaba parte del conjunto industrial.

Por supuesto, para quienes desean aprovechar el sol y darse un buen chapuzón, Antofagasta destaca por sus playas. El Balneario Municipal se encuentra en el sector centro-sur de la ciudad, es la primera playa artificial construida en la comuna y se caracteriza por la gran cantidad de servicios que dispone y por tener gran seguridad debido a su escaso oleaje. En su entorno los visitantes pueden disfrutar de restaurantes, canchas deportivas y un paseo peatonal. En antaño existía una balsa con capacidad para 50 bañistas en medio del mar, sin embargo, desgraciadamente ya no está disponible. Otras playas de la ciudad son el Balneario Trocadero, la hermosa Hornitos, Playa Las Almejas y la Playa Paraíso.

Si lo tuyo es la historia y la arquitectura, la Plaza Colón y el centro histórico de Antofagasta son destinos imprescindibles. En medio de la plaza se encuentra el reloj donado por la Corona de Inglaterra, conocido como el Big Ben réplica, que suena cada hora. También alrededor hay monumentos de España, Inglaterra y América donados por sus colonias correspondientes. El kiosco croata también es parte del patrimonio nacional. Una tradición de los visitantes es tomarse una foto sobre la estatua del león. Este sector permite descansar bajo las sombrillas de los árboles durante todo el año, aunque hay muchas palomas que mantienen el sector algo sucio.

Desde la plaza se puede visitar la Catedral, el Cuartel General de Bomberos y la Biblioteca Pública que quedan frente a ella. No olvidar pasar por debajo de la pérgola para cumplir la leyenda que dice que te permitirá volver a Antofagasta algún día.

En el casco histórico se puede visitar también el Museo Regional, la Estación de Ferrocarril Antofagasta - Bolivia, la hermosa Casa Gibbs (con su fascinante mural) o la Primera Gobernación, cada uno de ellos instalados en edificios patrimoniales muy bien conservados.

Pero eso no es todo, porque muy cerca del centro de la ciudad, en plena costanera se encuentra el hermoso Muelle Melbourne y Clarke, donde se pueden tomar hermosas fotografías con el cielo despejado y el cristalino mar. Lo mejor de todo es que muy cerca está el popular Terminal Pesquero, que cuenta con 28 locales comerciales dedicados a la venta de pescados y mariscos frescos, naturales y de excelente calidad. Allí se pueden encontrar exquisitos platos de comida como ceviches, empanadas de mariscos y pescados de todo tipo.


Si te interesa saber más sobre la oferta culinaria de Antofagasta te invitamos a que veas nuestro En Palco Condimenta donde hacemos un pequeño repaso por algunas de las picadas que encontramos durante nuestro paseo.

Obviamente Antofagasta es mucho más: está La Portada (se recomienda ir en vehículo, porque queda un poco alejada del centro), la Mano del Desierto, salares, observatorios astronómicos, entre otras actividades para los viajeros. Esperamos poder regresar a La Perla del Norte para seguir disfrutando de sus atractivos.

A continuación, puedes revisar el nuevo capítulo de En Palco Condimenta realizado en la ciudad de Antofagasta.





Antofagasta
Región de Antofagasta
escapada
viaje
comida
En Palco Condimenta
Novedades
Cine
ir a
Cine
Magazine
ir a
Magazine
Escapadas
ir a
Escapadas
Televisión
ir a
Televisión
Notas
ir a
Notas
whatsapp-logo-transparent-free-png
whatsapp-logo-transparent-free-png
Logo-de-Facebook-fondo-azul
Logo-de-Facebook-fondo-azul
colorful-gradient-background-inspired-by-instagram-vector
colorful-gradient-background-inspired-by-instagram-vector
Youtube_logo
Youtube_logo
Sin título-1 xx
Sin título-1 x
Nuestras comunidades