12 de mayo de 2021

Cortometraje sobre Alicia Armstrong: al rescate del legado de la tercera directora de cine de chile

La joven directora Paula Armstrong busca apoyo para continuar su trabajo audiovisual sobre la casi desconocida mujer que dirigiera en 1926 la película “La marcha nupcial”.


En pleno apogeo del cine mudo, un grupo de mujeres de la aristocracia chilena busca afianzar su independencia a través de una pieza audiovisual que dirigió y produjo Alicia Armstrong Larraín, quien nació en Francia en 1885, hija de un diputado y de una compositora musical que realizaba labor social. A los pocos meses de vida llegó al país, y ya años más tarde se casó con un aristócrata de La Serena llamado Gabriel Vicuña, con quien tuvo una hija.  

Su película de 1926, “La marcha nupcial”, se rodó en Viña del Mar gracias a sus propios recursos, creó para estos efectos una productora de nombre Alistrong Film Corporation. La historia se basa en el melodrama del director y guionista francés Charles Meré, “Le lit nuptial”. El estreno fue un gran evento, se proyectó en teatros, pero hubo quienes también la criticaron.

Según el libro “Cine Mudo Chileno” de Eliana Jara, la sinopsis de la película narra la vida de Helena, quien acepta casarse con un industrial multimillonario de origen humilde. En su noche de bodas, ella le revela a su marido un gran secreto: en su adolescencia vivió un apasionado amor con un joven de su clase, el que por su vida licenciosa ha debido huir del país. Su esposo la perdona y para consolarla la lleva a Europa para realizar un fastuoso viaje de bodas que se prolonga por dos años. Cuando regresan, se instalan en Viña del Mar donde llevan una vida acorde a su dinero y posición.



RECUPERANDO LA MEMORIA DE UNA DE LAS PIONERAS DEL CINE 

La directora Paula Armstrong se encuentra trabajando en un proyecto que busca dar a conocer sobre la única obra cinematográfica de Alicia. Reivindicar su trabajo y temple, para llevar a cabo una película de esta magnitud en una época donde las mujeres no tenían mucha voz.  “El proyecto nace en octubre del 2020 cuando un investigador de cine, llamado Antonio Machuca, me contacta para un estudio de directoras chilenas y me pregunta si soy pariente de Alicia Armstrong de Vicuña. Fue un shock muy grande porque nunca había escuchado su nombre en mi vida, siendo yo comunicadora audiovisual y feminista”, asegura Paula sobre la gestación de esta pieza audiovisual.

El cortometraje se encuentra en etapa de post producción, pero el equipo realizador necesita ayuda financiera para poder completar este trabajo de rescate de la memoria cinematográfica del país, que cuenta con animaciones y material de archivo, “…resultando así una fusión entre lo antiguo y lo moderno, evocando la idea al espectador de que, lamentablemente, no han cambiado mucho las cosas desde esos años hasta el día de hoy”.

Para colaborar con la finalización de este proyecto, debes ingresar al siguiente link https://www.idea.me/proyectos/79126/cortometraje-alicia-armstrong y hacer tu aporte. A continuación, Paula Armstrong cuenta a los seguidores de En Palco más sobre este corto.





TEMAS