22 de diciembre de 2022

Un clásico navideño para cada década

Fiestas, reuniones familiares y mucha nostalgia han sido parte del cine navideño a lo largo de la historia del cine. Escoge tu favorita.

Probablemente no existe una época del año más entrañable y emotiva que la Navidad. Pasan los años, las cenas familiares cada vez van siendo más nostálgicas ha medida que las personas van partiendo, y por supuesto, la entrega de regalos pasa a ser más un simbolismo, porque la principal razón de la fiesta es estar en familia. Como el cine copia a la realidad, a lo largo de las décadas, el séptimo arte ha sido el escenario de muchas historias clásicas y modernas ambientadas en Navidad que suelen destacar por su calidez, decoraciones y alegría.

Por ello, hemos decidido seleccionar un clásico navideño por década, desde los 40 a los 90, para que los amantes del cine antiguo puedan regocijarse y los más jóvenes tengan la oportunidad de conocer obras nuevas. Una recopilación de películas festivas que han traído alegría a las audiencias durante generaciones y -esperemos- por mucho más.

1946
¡Qué bello es vivir! de Frank Capra

Es imposible comenzar una lista navideña sin el clásico de todos los tiempos. La obra maestra de Frank Capra, Its a Wonderful Life es un cuento encantador, una fábula perfecta y un canto a la bondad que, a lo largo de casi 8 décadas, han programado los televisores de todo el mundo para las celebraciones, porque verla siempre es reconfortante para el alma. Cuenta la historia de George Bailey un honrado y modesto ciudadano dueño de un banco familiar. Pero cuando una gran suma de dinero desaparece, George en su desesperación decide suicidarse, sin embargo, cuando está a punto de hacerlo, un ángel decide ayudarle y le muestra cómo hubiera sido la vida de los suyos si él no hubiera existido. Este filme de buenos sentimientos e inolvidables interpretaciones, especialmente del gran Jimmy Stewart, es una película imprescindible para estas fechas, y si no se hubiera creado, probablemente la vida sería menos maravillosa.




1961
Plácido de Luis García Berlanga

En España, la figura de Berlanga tiene una importancia capital dentro de la historia de la comedia. El valenciano tiene algunos de los títulos más icónicos del cine iberoamericano: “El Verdugo”, “¡Bienvenido, Míster Marshall!” o “La Escopeta Nacional”, sin embargo, probablemente su obra maestra sea Plácido. La cinta está ambientada en una pequeña ciudad de provincia, cuando a un grupo de burguesas ociosas se les ocurre una idea para navidad: organizar una campaña bajo el lema “Siente a un pobre a su mesa”. Plácido (Cassen) ha sido contratado para participar con su moto en la cabalgata, pero el problema es que ese mismo día vence la primera letra del vehículo, que es su único medio de vida. A partir de ahí, el pobre hombre tendrá que ir corriendo de un lado a otro.


 

1974
Black Christmas de Bob Clark

Pero la navidad no sólo son cánticos y celebraciones, también ocurren siniestros asesinatos. Aunque muchos creen que la primera película que sentó las bases del slasher es Halloween de John Carpenter, la verdad es que no saben que posee varios elementos de un filme canadiense anterior, Black Christmas. El filme nos cuenta cómo durante el descanso navideño, las chicas de una fraternidad se preparan para regresar con sus familias, pero antes deciden hacer una fiesta. Durante el evento, las muchachas comienzan a recibir una serie de extrañas llamadas de un acosador, haciendo sonidos escalofriantes y diciendo frases obscenas. Poco después, una de las chicas desaparece, y aunque en ningún momento podemos ver al supuesto asesino, la verdad es que está mucho más cerca de lo que las jóvenes creen.


 
1983
A Christmas Story de Bob Clark

¿Quién diría que el director de la siniestra Black Christmas crearía casi una década después otro clásico navideño pero con otro tono? Este conmovedor e icónico filme está ambientado en los años cuarenta, y cuando las navidades están por llegar, el niño Ralphie de nueve años, sólo quiere un regalo: un rifle de aire comprimido. Sus padres, por supuesto, no creen que sea la mejor idea, pero el muchacho se pondrá en campaña para tratar de convencer a todos de que merece el regalo que tanto anhela. Este filme ya de culto, fue extremadamente popular en Estados Unidos en el momento de su estreno, e incluso, casi cuarenta años después, salió una secuela titulada “Una Navideña Historia de Navidad”, protagonizada por el mismo actor Peter Billingsley, y que está disponible en HBO Max.


 

1998
Jack Frost de Troy Miller

Es difícil elegir una película considerando que en la década de los noventa, las cintas navideñas tuvieron un boom y existen muchos clásicos inolvidables, como Mi Pobre Angelito 1 y 2, El Regalo Prometido, Milagro en la Calle 34 o El Extraño Mundo de Jack. Por eso, decidimos seleccionar un filme muchas veces olvidado, pero que tiene todos los elementos de una gran historia navideña, Jack Frost. Protagonizada por Michael Keaton y Kelly Preston, cuenta la historia de Jack, un músico de rock que se pasa la mayor parte del tiempo viajando, por lo que no puede ocuparse como quisiera de su hijo Charle. Cuando Jack muere en un accidente de automóvil, Charlie queda muy triste, sin embargo su padre regresará a la vida como un muñeco de nieve. Emocionante, nostálgica y surrealista, este pequeño cuento debería salir del olvido en el que permanece. Como curiosidad, en España, pensaron que el nombre más apropiado para Jack sería "Juanito Escarcha”.





TEMAS