16 de febrero de 2022

Escapada en tren a Chillán

Acá te contamos un poco más sobre los atractivos de esta ciudad en pleno campo chileno, conocida por su catedral, vino, termas y, por supuesto, sus exquisitas longanizas.

Para muchos, el sonido de la locomotora sobre los rieles es una delicia que, como grandes viajeros nostálgicos, los hace imaginar épocas pasadas o sentirse dentro de una película antigua. Y afortunadamente, en nuestro país, está la posibilidad de hacerlo en muchas regiones con buenas tarifas. Una de ellas es desde Santiago, en la región Metropolitana, hasta Chillán, la ciudad cumbre de la región de Ñuble (puedes salir también desde Rancagua, San Fernando, Curicó, Talca, Linares y Parral).

Famosa por ser la cuna de grandes personajes de la historia de Chile, como Bernardo O’Higgins, Violeta Parra o Claudio Arrau; Chillán alberga muchísima historia entre sus calles y paredes. Ha tenido una serie de episodios turbulentos, debido a los reiterados terremotos que la han asolado, especialmente el de 1939, de 8,8 grados, que acabó con casi la totalidad de la ciudad y gran parte de las construcciones de adobe.

Para comprar un boleto, solo hay que planificar el viaje en la página web de EFE. El trayecto, arriba de un tren moderno, cómodo, amplio y bastante limpio es de aproximadamente 4 horas y media desde la capital. Cada pasajero tiene su asiento designado. Durante el viaje, el personal pasa cada cierto tiempo, vendiendo café, galletas, sándwiches o bebidas, por lo que no habrá problema si te da hambre. Además, el tren cuenta con baño y cuida las medidas sanitarias.



Desde la estación de trenes de Chillán, se puede ir caminando hasta la Plaza de Armas, uno de los puntos más bonitos e icónicos de la ciudad. Allí se encuentra también la principal postal de la zona, la famosa Catedral San Bartolomé, una moderna construcción ovalada de más de 20 metros de altura, que según dicen, representa el gesto que se hace con las manos a la hora de rezar. Junto a ella, está la Cruz Monumental de 39 metros, que homenajea a los miles de chillanejos que murieron en el infame “terremoto de 1939”.

Si tienes hambre, cerca de la Plaza, está el Paseo Arauco, un pequeño boulevard en el que hay algunos locales y restaurantes para elegir. Se puede tomar café o elegir algún postre en el ‘Coffee Late Restobar’, o si se prefiere almorzar está la ‘Fuente Alemana’ y el Restaurant Mexicano ‘Aay Chabela’, un pintoresco lugar, repleto de exquisitos platillos y buenos precios. Lo más llamativo, es que tiene un rincón dedicado especialmente al “Chavo del 8”, ideal para una foto.

Si buscan alojamiento, a solo unos metros de la Plaza y el Paseo Arauco, se encuentra el Hotel Las Terrazas. Cuenta con habitaciones de una, dos y hasta tres camas, especial para los viajes en grupo o familia. Excelentes precios y muy buen servicio. Tiene terraza para poder sentir la brisa de la tarde o conversar tomando el café. Además, incluye desayuno continental bien protegido debido a la pandemia.


Por supuesto, otro de los lugares obligatorios a la hora de visitar Chillán, es el Mercado. Un lugar donde conviven las principales tradiciones de la provincia de Ñuble. Allí se puede encontrar gastronomía típica, artesanía, flores y productos frescos de la tierra agrícola. También, si buscas un regalo o un recuerdo, está la Feria Artesanal, donde podrás encontrar cestería, mimbre, mantas, monturas, canastas, collares y muchas otras cosas originales de la zona.

Y si vas a la zona, directamente a por unas longanizas, te recomendamos que visites la empresa de Cecinas Bengoa, que se especializa en embutidos y carne de cerdo.  Allí podrás comprar de todo tipo de cecinas, longanizas, butifarras, o cualquier otro tipo de carne a un precio muchísimo menor que en cualquier lugar de Santiago.

Obviamente, si se tiene mucho más tiempo, hay millones de otras opciones que visitar en la zona, como Las Termas, Los Nevados de Chillán, el peculiar Bosque Encantado, entre otros. Pero si solo se tiene un fin de semana, nuestra recomendación podría serte útil.

TEMAS