14 de noviembre de 2022

Kefalonia: el paraíso del Jónico

Conoce esta hermosa isla griega ideal para unas vacaciones de ensueño.

Muchas veces cuando conversamos sobre vacaciones sale al ruedo la siguiente pregunta: ¿Playa, montaña, campo? Si eres de aquellos que gusta de las tres opciones, Kefalonia es el lugar perfecto

Kefalonia o Cefalonia (Κεφαλονιά) es la isla griega más grande que el país heleno tiene en el mar Jónico, cuenta con una infinidad de playas, la montaña más grande de esta zona de Grecia y una gran cantidad de pintorescos pueblos rurales sacados de una película.

Dentro de los múltiples paisajes naturales para conocer en Kefalonia te recomendamos el monte Ainos (1628 m.), habilitado para practicar senderismo, excursiones y captar hermosas vistas de la isla; las cuevas Melissani y Drogarati (revisa la escapada a ambas aquí); la laguna de Karavomilos, lugar ideal para descansar observando a patos y cisnes, y por supuesto, sus playas. En Kefalonia encontrarás todo tipo de playas, que tienen en común un agua cristalina y turquesa propia de esta zona del mar Jónico. Entre ellas destacan la playa de Myrtos, reconocida como una de las playas más hermosas de toda Grecia; Trapezaki, una playa poco profunda y con un oleaje calmo que la hace muy recomendada si viajas con niños; la reconocida Antisamos, lugar donde se grabaron algunas escenas la película “La Mandolina del Capitán Corelli” con Nicolas Cage y Penélope Cruz; la tranquila Emblysia o la “marciana” Xi, con su particular arena de color rojizo.



Además de naturaleza, también puedes disfrutar de la civilización visitando, entre otros, la capital y ciudad más grande, Argostoli, donde puedes disfrutar de un relajante paseo por su hermosa costanera y disfrutar de la exquisita gastronomía helénica en alguno de sus restaurantes; ir al faro San Teodoro, a las afueras de Argostoli, con unas vistas privilegiadas al mar, lugar imprescindible para las fotografías; el pueblo de Assos, que se encuentra en una peculiar y paradisiaca península; el monasterio de San Gerásimos (Άγιος Γεράσιμος), santo patrono de la isla; muy cerca del monasterio, en el valle de Omalá, probar el exquisito vino Robola (Ρομπόλα κεφαλονιάς) en Bazigos; y comer mariscos en el pintoresco pueblo de Fiscardo, frente a yates, botes pesqueros y la famosa isla de Itaka. En conclusión, Kefalonia tiene todo lo necesario para pasar unas vacaciones muy activas, con rica comida, conociendo parajes de ensueño e irrepetibles.



A diferencia de las más conocidas islas en el mar Egeo, los ferries a esta isla no parten desde el famoso puerto del Pireo, sino de dos puertos ubicados en el Peloponeso: Patras (Πάτρα) y Cilene (Κυλλήνη). Desde Atenas puedes llegar a ellos en automóvil o puedes tomar un bus en la estación de Kifissos. El viaje a la isla (autobús + ferry) dura aproximadamente 7 horas y media, pero tiene como plus el poder navegar por el Mediterráneo. Si no estás dispuesto a viajar tantas horas, existen vuelos diarios de la compañía griega Aegean desde Atenas con una duración de solo 40 minutos. Por la extensión de la isla, es muy recomendable recorrerla en automóvil. Te recomiendo el excelente servicio de la compañía Joy Ride. Para alojamiento, en la isla existen muchos studios (departamentos de un ambiente totalmente equipados ubicados en hermosos complejos con piscina y bar). En mi experiencia, tanto por sus vistas al mar como por la amabilidad de sus dueños, te recomiendo Marina Anna Studios, cerca de la playa Trapezaki.

TEMAS